Periódico El Socialista

viernes, 6 de julio de 2018

¿A dónde va México con AMLO? Declaración de la LUS, el POS y La Gota

Alegría desbordante por la derrota del PRI y el PAN y preocupación por la difícil situación que se avecina.



Periódico EL SOCIALISTA
Partido Obrero Socialista
Liga de Unidad Socialista
Revista La Gota
Julio 2018
Dos días después las elecciones en las cuales había amarrado un triunfo arrasador con más del 50 por ciento del total de la votación, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) anunció que respaldará al gobierno de Enrique Peña Nieto durante el periodo de transición previo al ascenso del nuevo gobierno.

Esta declaración viene a culminar los meses de negociación y de acuerdos que garantizaron el desenvolvimiento –relativamente libre de sobresaltos– de la jornada electoral del 1 de julio.

Las estridentes acusaciones y ataques hacia AMLO (“un peligro para México”) por parte de empresarios, políticos y periodistas han quedado muy atrás. La confianza y tranquilidad de la generalidad de los empresarios ante el inminente triunfo de López Obrador se expresó en que, dos días antes de las elecciones, la Bolsa Mexicana de Valores cerró con un alza de 0.33 por ciento, y en que el peso avanzó un 1% en su valor ante el dólar estadounidense. El destacado empresario Alfonso Romo, quien ha sido nombrado Jefe de la Oficina de la Presi-dencia del próximo gobierno, sabía muy bien lo que estaba diciendo cuando afirmó que «Son "muy poquitos" los empresarios que temen a López Obrador», y que «es ridículo tener miedo a expropiaciones si gana AMLO».

Quienes todavía guardan la ilusión de que López Obrador va a encabezar un gran proceso para echar atrás el neoliberalismo en México no han prestado atención a lo que su dirigete viene repitiendo desde hace años, y de manera muy clara, tal como lo hizo en su declaración «No cambiaré la economía» (El universal, 13 de abril, 2012), durante su anterior campaña presidencial, declaración que jamás ha desmentido desde entonces.

Ha habido, ciertamente, un cambio en la imagen pública de Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) –el partido que fundó y dirige AMLO– debido a que han disminuido sensiblemente tanto la presencia como el tono radical de los intelectuales de izquierda que pertenecen a dicho partido. Seguramente, lo anterior se está justificando con la famosa frase de que «París bien vale una misa». Ya veremos qué nos dicen más adelante; pero por el momento la única interpretación posible es que dichos intelectuales se han hecho a un lado para facilitar las negociaciones y los acuerdos a los que llegaron AMLO y Romo con el gobierno de Peña Nieto y con las agrupaciones empresariales.

A sí las cosas, sin embargo, no cabe duda que el enorme descontento popular contra el gobierno de Peña
Nieto y el desencanto con la enorme mayoría de los políticos se abrió paso de manera incontenible con la votación arriba del 50% por la candidatura de AMLO. La población, y especialmente los sectores que han padecido la desigualdad y la injusticia, ha sentido su fuerza. Su protesta mediante el voto ha dejado severamente dañados al PRI y al PAN, y han dejado moribundo al PRD. Lo que podríamos llamar el “sistema de partidos” ha sufrido una derrota que va a requerir una profunda reconfiguración, misma que va a implicar no sólo cambios en las plataformas y en la imagen de los partidos que acabamos de mencionar, sino el surgimiento de nuevas organizaciones.

Paradójicamente, los mayores retos los va a tener MORENA. No sólo tiene una estructura muy débil, sino que el influjo de dirigentes y miembros de otros partidos sin más identificación y cohesión que el apoyo al caudillo que ha ganado la presidencia de la república significa que le va a ser muy difícil controlar la enorme variedad de intereses que se han alojado en su seno. De manera inevitable, el presidente de la república va a jugar con mayor frecuencia el papel de árbitro en los conflictos entre las partes contendientes.

Por mencionar el caso de un conflicto que puede resultar explosivo: los maestros que votaron por AMLO, la mayoría de los cuales están organizados, están ansiosamente esperando que el ascenso del nuevo gobierno signifique el fin de la “reforma educativa” impuesta por el gobierno de Peña Nieto. ¿Qué tanto se les va conceder? Seguramente los poderosos empresarios, quienes poseen el poder económico en México, no van a estar de acuerdo con las exigencias de los maestros, y van a hacer todo lo posible por obstaculizarlas, o de plano bloquearlas. En otras palabras, se trata de un conflicto entre intereses de clases sociales opuestas, y todo intento conciliatorio va a resultar úni-camente en soluciones de corta duración.

Lo mismo podemos decir de tantos otros conflictos no resueltos, en los cuales ese 50 por ciento de los electores que votaron por AMLO representa intereses opuestos a los de los capitalistas que han op-tado por no obstaculizar la llegada del caudillo a la presidencia. Entre otros, está la oposición de sectores muy impor-tantes de la población a la “reforma energética”, como lo mostraron los brotes de descontento ante los aumentos al precio de la gasolina; y están también el conflicto por las concesiones otorgadas a empresas mineras, así como el nuevo tema de las concesiones de uso de recursos hidráulicos.

Y no va a bastar con que el nuevo gobierno lance programas de becas o apoyos para los sectores sociales menos favorecidos. Los mencionados conflictos se irán profundizando.

También están presentes conflictos sociales en torno al derecho de las mujeres a interrumpir un embarazo no deseado, en condiciones seguras y bajo la mejor atención médica posible. Esta demanda está totalmente ausente del programa y de las propuestas de MORENA, pero está siendo levantada por un creciente número de mujeres.

Y qué decir de los derechos de las comunidades homosexua-les, y de otras personas oprimidas por su orientación o preferencias sexuales (LGBTT+). Las demandas de estas comunidades estuvieron ausentes durante la campaña electoral.

Es evidente el contraste que existe entre la alegría desbor-dante desplegada por millones de mexicanos y mexicanas que votaron por AMLO y la preocupación que se expresa al mismo tiempo cuando todos se percatan que “ahora comienza lo difícil”. Y tienen toda la razón. México está atravesando por una crisis muy profunda en seguridad pública, y padece de vulnerabilidades y retos muy serios en materia de economía (un crecimiento colosal de la deuda pública), del medio ambiente, de profundos problemas sociales derivados de la profunda crsisis en que está enpantanado el país. Para no hablar de las tremendas presiones del poderoso vecino del norte, el cual con el gobierno de Trump ha obstaculizado las negociaciones sobre el tratado de libre comercio de América del Norte y puesto enor-mes aranceles al comercio exterior.

Seguramente el gobierno que entrará en funciones el próximo mes de diciembre irá anunciando una serie de planes; pero, a juzgar por las propuestas pre-sentadas por MORENA y el mismo AMLO durante la campaña electoral, no existe una estrategia estructurada para hacer frente a los agudísimos retos que amenazan al país, y mucho menos para actuar ante la complicada situación internacional. Todo lo cual quiere decir que, salvo medidas limitadas que sirvan para proyectar una imagen de preocupación por los pobres, el gobierno entrante va a seguir encarrilado en las políticas dictadas por los grandes intereses capitalistas tanto nacionales como extranjeros.

Esta dura realidad se va a ir revelando ante la mayoría de la población conforme el nuevo gobierno tome su curso, y los socialistas revolucionarios estaremos listos para luchar al lado de los desposeídos y de los oprimidos, para forjar desde hoy mismo la estrategia anticapitalista, democrática e independiente que es necesaria para lograr el triunfo de los tra-bajadores de México. Una estrategia revolucionaria y socialista que reivindicará las mejores tradiciones de lucha de nuestro pueblo y lo unirá con la lucha emancipatoria y libertaria inter-nacional de los pueblos de América Latina y de todo el mundo.

Ciudad de México 4 de julio de 2018

miércoles, 4 de julio de 2018

El Arca de Andrés Manuel, la esperanza que aborda México

El panorama político del País se ha reconfigurado por completo; lo que AMLO esperaba desde 2006 ha sucedido: lograr una victoria legendaria en las elecciones presidencial, Lunes, Julio 2, 2018



Publicado en:
www.vanguardia.com.mx
EMILIANO RUIZ PARRA
4 de julio 2018
Para los que tenemos menos de 40 años la victoria de López Obrador parece una reivindicación histórica: sólo hemos conocido un país en crisis; las perspectivas de tener un empleo, comprar una casa, mandar a nuestros hijos a la escuela es incierta. AMLO ha sido el único que ha nombrado la dicotomía mexicana: los pobres, de un lado, y la mafia del poder, del otro. ¿Quién es López Obrador y cómo ha llegado al poder? Las próximas líneas aspiran a dar algunas coordenadas.

“No quiero llegar maniado (maniatado) a la presidencia de la República”, decía López Obrador cuando estaba seguro de que ganaría las elecciones de 2006... Se refería a las llamadas telefónicas de Elba Esther Gordillo que dejaba sin responder. En aquel entonces se formó una alianza informal para cerrar su camino a Los Pinos: el presidente Fox, empresarios, gobernadores del PRI que apoyaron a Felipe Calderón, la propia Gordillo, líderes religiosos...

En 2018 el escenario luce por completo diferente: Como Noé, López Obrador construyó un Arca y ahí subió a antiguos aliados y viejos enemigos. Para decirlo en pejeñol: una buena parte de la mafia del poder está ahora con él. Para empezar los empresarios: Alfonso Romo, quien formó parte de los Amigos de Fox en 2000, quien será jefe de gabinete; Miguel Torruco, suegro de Carlos Slim, futuro Secretario de Turismo; Marcos Fastlitch, suegro de Emilio Azcárraga Jean. Ricardo Salinas Pliego, cabeza de Grupo Salinas tiene a su principal operador en el equipo de AMLO: Esteban Moctezuma Barragán, director de Fundación Azteca y nominado para la Secretaría de Educación Pública.

Sus viejos enemigos son ahora aduladores: Germán Martínez, estratega de campaña de Felipe Calderón, será senador de Morena. Manuel Espino, presidente del PAN en 2006, ahora comparte los templetes con quien llamó un peligro para México. Elba Esther Gordillo, la exlíder del sindicato de maestros, ahora apoya a Obrador a través de su nieto René Fujiwara. Y en la misma lista plurinominal al Senado están Nestora Salgado y el cacique del sindicato minero, Napoléon Gómez Urrutia, señalado por desviar 55 millones de dólares de sus agremiados.

El Arca de Andrés Manuel rescata por igual a antiguos miembros de la ultraderecha católica como Ricardo Sheffield (candidato a gobernador de Guanajuato), que a los exmaoístas del PT. Esas alianzas han venido con un precio. Los cuadros de Morena han sido marginados de las candidaturas alcaldes y legisladores. Los reporteros que cubren la campaña de AMLO cuentan que en casi la mitad de los mítines hay algún tipo de inconformidad contra los candidatos, que de un día para otro pasaron del PRI o del PAN hacia el partido Morena. López Obrador debe hacer llamados a la unidad, y les advierte que “amor con amor se paga”.

Pero, acaso, la alianza más importante fue la que no se dio. O no de manera explícita: con Enrique Peña Nieto. Desde que inició la campaña, cuando no sentía la presidencia en el bolsillo, López Obrador ofreció una peculiar amnistía —pero no la amnistía para los narcos o los campesinos que siembran droga— sino para Enrique Peña Nieto. AMLO lo ha repetido: no se investigará al Presidente por ninguno de los señalamientos de corrupción; al contrario, ha llamado a que se le respalde hasta el último día de su mandato. No hay pruebas de algún pacto explícito —como acusó Ricardo Anaya— pero lo cierto es que Peña Nieto no tiene por qué sentirse en riesgo. A pesar de la Casa Blanca, Odebrecht, Tlatlaya y Ayotzinapa, se irá tranquilo a su casa sin rendir cuentas.


EL HOMBRE DE DIOS

La escena ocurre en Tabasco: un joven ha caído en uno de los pantanos de la zona rural del estado. Se hunde. Se esfuerza, pero se hunde más. Por su mente pasan los recuerdos de su corta biografía. Tras ese repaso viene la certeza de la muerte. A punto de rendirse hace una oferta al Padre: Sálvame y lucharé por quienes más lo necesitan. Tras esta plegaria el joven pareciera adquirir nuevas fuerzas y, tras una intensa batalla, sale del pantano.

Escuché esta historia de dos excompañeros de Andrés Manuel López Obrador. La contaban como ejemplo de la influencia religiosa en su pensamiento. Más allá de milagros, López Obrador ha sido el político mexicano más hábil en el manejo de la fe. Se ha definido ambiguamente como “católico-cristiano-bíblico”, para abarcar a la mayoría católica, los cristianos evangélicos y los Testigos de Jehová. En su bolsillo carga dos escapularios y en sus discursos resuena la idea central del Sermón de la Montaña: bienaventurados los pobres que de ellos será el Reino.

Su partido se llama Morena, como la Virgen del Tepeyac. En su barca está Alejandro Solalinde, el sacerdote que defiende migrantes y la derecha pentecostal del Partido Encuentro Social (PES).

Tras perder la elección de 2006 López Obrador, viudo de Rocío Beltrán, empezó una nueva familia con Beatriz Gutiérrez Müller. Al hijo de esta unión estuvieron a punto de llamarlo Jesús Salvador, pero algunos amigos le hicieron ver a la pareja que si Jesús Salvador era el Hijo, entonces Andrés Manuel sería Dios Padre. Optaron por nombrarlo Jesús Ernesto, en un homenaje compartido al nazareno y al revolucionario Ernesto Guevara.

EN BLANCO Y NEGRO

En 2007 el Congreso de la Unión discutía un nuevo impuesto: el Impuesto Especial a Tasa Única. Los líderes del PRD no lo veían tan mal. Se trataba de un impuesto que había funcionado en Irlanda y que ayudaba a combatir la evasión fiscal. Si los perredistas aceptaban negociar el nuevo impuesto podrían influir en los detalles, impulsar su agenda, abrir otros temas…

Lo discutieron con López Obrador. Se encontraron un lunes en las oficinas del tabasqueño en la calle de San Luis Potosí, colonia Roma. El entonces presidente legítimo zanjó la discusión: había que oponerse a la reforma fiscal. Su argumento: al pueblo debía explicarle las cosas en términos simples, en blanco y negro. La reforma era buena o mala. Y si era una propuesta de Calderón entonces era mala.

López Obrador así ha descrito el País: como un conjunto de dicotomías. Mafia del poder contra pueblo sabio. Avión presidencial contra Tsuru blanco. Camajanes y machuchones contra políticos purificados en las aguas de Morena. La simplificación es su sello. Su propia carrera a la presidencia la ha retratado como una odisea: el camino de un héroe hacia su destino, que supera un obstáculo tras otro.

DEL ‘MOVIMIENTISMO’ AL NEOLIBERALISMO

AMLO estuvo en la portada de Proceso en febrero de 1996: “López Obrador, descalabrado”, decía la revista debajo de una imagen donde las gotas de sangre manchaban la camisa a rayas del tabasqueño. Con policías, el gobierno había desalojado un bloqueo a los pozos petroleros que encabezaba Obrador, a quien le tocó su respectivo macanazo. Los quejosos exigían que Pemex indemnizara las afectaciones a sus tierras. Era un movimiento en las calles que se enfrentaba al gobierno.

Unos meses después, en abril de 1996, Obrador vapuleó a Heberto Castillo y a Amalia García en la contienda por la presidencia del PRD. Llegó a la dirigencia de ese partido con un programa político: “el movimientismo”: que el PRD se pusiera a la cabeza de los movimientos sociales.

Esa línea se oponía a la “transición pacífica y pactada” que impulsaba Muñoz Ledo y Amalia García. Muy pronto, sin embargo, AMLO se olvidó de los movimientos sociales, y con las negociaciones de la reforma electoral de 1996, finalmente el PRD sí impulsó, en los hechos, la “transición pacífica y pactada”.

Contrario a la imagen de terquedad, López Obrador es un político pragmático, que sabe dónde está parado y adapta su ideario político a la circunstancia. Durante años fue el opositor más relevante a la privatización energética; en el sexenio de Felipe Calderón se opuso a la tímida reforma  que promovió el panista, que permitía contratos de riesgo. Pero para la campaña presidencial de 2018 ha cambiado de postura: la reforma energética no se revertirá. El que tomaba pozos en 1996 y se oponía a la apertura energética en 2008, ahora, discretamente, la admite.


CUANDO EL VINAGRE SE QUEDÓ GUARDADO

Era el primero de septiembre de 2006. El Zócalo estaba ocupado por el campamento de Andrés Manuel López Obrador, que exigía un recuento “voto por voto”. A unos kilómetros se alistaba la entrega del sexto informe presidencial de Vicente Fox. En una reunión privada al interior de una de las carpas, López Obrador proponía que marcharan a la Cámara de Diputados, que salieran del plantón y mostraran su repudio a Fox en las calles y en el Palacio Legislativo. Algunos líderes intermedios ya habían juntado botellas de vinagre: preveían que serían repelidos con gases lacrimógenos y habrían de cubrirse la boca con trapos empapados en ese líquido para poder respirar… La mayoría de sus colaboradores estaban en desacuerdo. Para resolver la diferencia se fueron a votación. López Obrador resultó derrotado: políticos como Porfirio Muñoz Ledo, Marcelo Ebrard, Jesús Ortega y Guadalupe Acosta Naranjo le ganaron: no hubo marcha a la Cámara de Diputados.

Durante años López Obrador fue el hombre fuerte del PRD, pero debía conciliar con una constelación de tribus que controlaban el aparato burocrático de ese partido: los Chuchos, ADN, los Bejaranos, Amalios, además de una lista larga de tribus que nacían y morían según la coyuntura. López Obrador se salió del PRD para construir Morena que es, sobre todo, su feudo personal. Sin contrapesos. Las postulaciones de Gómez Urrutia al Senado, de Cuauhtémoc Blanco a la gubernatura de Morelos, la alianza con el PES, entre otras decisiones polémicas, pasaron sin discusión visible. Morena, el partido que encabezará a la izquierda mexicana no ostenta la menor tradición democrática. Está por verse si AMLO gobierna como un presidente imperial; lo cierto es que gobierna Morena como el partido de un solo hombre.

EL MÉXICO DE OBRADOR

¿Cuál será el México de Andrés Manuel López Obrador? Sus alianzas, por supuesto, vienen con un precio. López Obrador ha arriado sus principales banderas. Ya no está en contra de la privatización energética. Ya no impedirá el aeropuerto de Texcoco. Ya no exige la cancelación del TLC para productos agrícolas. López Obrador es cada vez menos de izquierda para asumirse como un político de centro con un programa conservador.

El Arca de Andrés Manuel no implica solamente una alianza electoral. Busca reconfigurar el sistema de partidos de los últimos 20 años. Morena se convertirá en la primera fuerza política; el PRI y el PAN se encogerán, el PRD se tornará una rémora y emergerán el PES y Movimiento Ciudadano como jugadores serios, cada uno con una gubernatura (MC con Jalisco y el PES, Morelos). López Obrador tendrá la fuerza política para formar una nueva hegemonía política que trascienda un sexenio: un grupo con retórica de izquierda que garantice privilegios para la antigua oligarquía política y empresarial y al mismo tiempo conceda espacios de bienestar para la mayoría indignada y empobrecida. Veamos si ese proyecto tiene futuro.

ver más:
https://www.vanguardia.com.mx/articulo/el-arca-de-andres-manuel-la-esperanza-que-aborda-mexico

miércoles, 20 de junio de 2018

CDMX. Conferencia de Prensa. CRAC-PC se posiciona sobre autoridades comunitarias





Cencos

Transmitió en vivo hace 2 horas

20 de junio 2016

Oaxaca, México. Dos años sin justicia para los muertos y heridos en Nochixtlán

Maestros presentan denuncia
El mundo debe saber lo que ocurrió, señala Miguel Concha en una misa; demanda a la CNDH imparcialidad

Integrantes de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, activistas y familiares de las víctimas del desalojo realizado el 19 de junio de 2016 en Asunción Nochixtlán, Oaxaca, marcharon ayer del paraje conocido como Campo de los Azulejos hasta la plaza principal del municipio en demanda de justicia, y responsabilizaron de la muerte de ocho personas al ex gobernador Gabino Cué.Foto cortesía de Jaime Ortiz

La Jornada
Jorge A. Pérez Alfonso
Corresponsal
Miércoles 20 de junio de 2018, p. 28
Oaxaca, Oax.
Dos años han pasado desde aquel 19 de junio en que el gobierno estatal, encabezado entonces por Gabino Cué Monteagudo, solicitó apoyo a la Policía Federal (PF) y la Gendarmería para desalojar un bloqueo encabezado por maestros en la supercarretera Oaxaca-México, en Asunción Nochixtlán.

La operación terminó con un saldo de ocho civiles muertos y más de 150 heridos; sin embargo, no ha habido justicia para las víctimas, recriminó Eloy López Hernández, secretario general de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Miles de profesores, activistas de organizaciones sociales, pobladores mixtecos y familiares de los muertos y heridos durante el fallido desalojo marcharon ayer para reclamar que se castigue a los responsables.

La marcha partió del paraje conocido como Campo de los Azulejos hacia el Monumento a los Caídos, a un costado del panteón de la localidad, donde fueron heridas varias personas aquel Día del Padre. Ahí se rindió tributo a los ocho muertos y el sacerdote Miguel Concha, colaborador de esta casa editorial y defensor de los derechos humanos con una trayectoria de más de 40 años, ofició una misa y demandó al Estado mexicano decir la verdad sobre este ataque de federales y estatales contra los manifestantes.

‘‘El mundo debe saber lo que ocurrió en Nochixtlán’’, porque dos años después del intento de desalojo ‘‘las autoridades continúan ocultando la verdad’’, afirmó Concha y demandó a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) investigar de manera imparcial y señalar a las autoridades responsables de la represión.

Posteriormente, los profesores continuaron su marcha hacia el zócalo de Nochixtlán, donde realizaron un mitin. Allí, el profesor Santiago Ambrosio, dirigente del Comité de Víctimas por Justicia y Verdad 19 de Junio (Covic), acusó al Estado mexicano de intentar amedrentar a sus integrantes, pero advirtió que no están solos y mantendrán su lucha hasta que se castigue a los culpables de los homicidios.

La Covic, informó, presentó el 18 de junio una demanda civil para exigir que se lleve ante la justicia a quienes ordenaron el desalojo. Asimismo, responsabilizó directamente al ex gobernador Gabino Cué y lamentó la falta de interés de las autoridades actuales para que se dé a conocer la verdad.

Foto
▲ Integrantes de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, activistas y familiares de las víctimas del desalojo realizado el 19 de junio de 2016 en Asunción Nochixtlán, Oaxaca, marcharon ayer del paraje conocido como Campo de los Azulejos hasta la plaza principal del municipio en demanda de justicia, y responsabilizaron de la muerte de ocho personas al ex gobernador Gabino Cué.Foto cortesía de Jaime Ortiz
En tanto, López Hernández, dirigente de la sección 22, reiteró que también se cumple un año más de que ‘‘la policía, con todo y sus armas, no pudo con el pueblo mixteco’’.

Señaló como autores intelectuales del ataque a los manifestantes a Aurelio Nuño –entonces titular de la Secretaría de Educación Pública y actual coordinador de la campaña presidencial de la coalición Todos por México, que postuló a José Antonio Meade–, junto con Cué Monteagudo y el entonces secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

El dirigente recordó que la ‘‘masacre’’ fue la respuesta gubernamental a la lucha emprendida en 2016 contra de la reforma educativa. Insistió en que no habrá marcha atrás y la CNTE se mantendrá firme hasta que esas modificaciones sean derogadas.

La mañana del 19 de junio de 2016, policías estatales y federales, apoyados por la Gendarmería, arribaron a Asunción Nochixtlán con la orden de desalojar a los profesores y pobladores que se encontraban apostados en la supercarretera Oaxaca-México, lo que desató un enfrentamiento.

Habitantes de poblados cercanos acudieron en apoyo de los mentores. La trifulca duró alrededor de 10 horas, tiempo en el cual los gendarmes y policías federales y estatales dispararon contra los manifestantes con el argumento de que ellos habían abierto fuego primero, lo que, dos años después, no se ha podido comprobar.

Lo que sí se corroboró de inmediato fue que los ocho civiles muertos recibieron disparos de fusiles de asalto. Los pobladores usaron piedras, cohetones y bombas molotov, mientras los uniformados hacían uso de armas de fuego, gases lacrimógenos, escudos, toletes y piedras.

Tras varias horas de pelea, los uniformados recibieron la orden de regresar a la ciudad de Oaxaca, en cuya entrada poniente tuvieron otro enfrentamiento con maestros y colonos. Allí pereció la octava víctima.

ver más:
http://www.jornada.unam.mx/2018/06/20/estados/028n1est

martes, 19 de junio de 2018

Notas sobre la revolución rusa



www.marxists.org
Antonio Gramsci
Primera Edición: En el "Il Grido del Popolo" el 29 de abril de 1917.
Digitalización: Aritz, setiembre de 2000.
Edición Digital: Marxists Internet Archive, 2000.


¿Por qué la Revolución rusa es una revolución proletaria?

Al leer los periódicos, al leer el conjunto de noticias que la censura ha permitido publicar, no se entiende fácilmente. Sabemos que la revolución ha sido hecha por proletarios (obreros y soldados), sabemos que existe un comité de delegados obreros que controla la actuación de los organismos administrativos que ha sido necesario mantener para los asuntos corrientes.

Pero ¿basta que una revolución haya sido hecha por proletarios para que se trate de una revolución proletaria? La guerra la hacen también los proletarios, lo que, sin embargo, no la convierte en un hecho proletario. Para que sea así es necesario que intervengan otros factores, factores de carácter espiritual.

Es necesario que el hecho revolucionario demuestre ser, además de fenómeno de poder, fenómeno de costumbres, hecho moral. Los periódicos burgueses han insistido sobre el fenómeno de poder; nos han dicho que el poder de la autocracia ha sido sustituido por otro poder, aún no bien definido y que ellos esperan sea el poder burgués.

E inmediatamente han establecido el paralelo: Revolución rusa, Revolución francesa, encontrando que los hecho se parecen. Pero lo que se parece es sólo la superficie de los hechos, así como un acto de violencia se asemeja a otro del mismo tipo y una destrucción es semejante a otra.

No obstante, nosotros estamos convencidos de que la Revolución rusa es, además de un hecho, un acto proletario y que debe desembocar naturalmente en el régimen socialista. Las noticias realmente concretas, sustanciales, son escasas para permitir una demostración exhaustiva. Pero existen ciertos elementos que nos permiten llegar a esa conclusión.

La Revolución rusa ha ignorado el jacobinismo. La revolución ha tenido que derribar a la autocracia; no ha tenido que conquistar la mayoría con la violencia. El jacobinismo es fenómeno puramente burgués; caracteriza a la revolución burguesa de Francia. La burguesía, cuando hizo la revolución, no tenía un programa universal; servía intereses particulares, los de su clase, y los servía con la mentalidad cerrada y mezquina de cuantos siguen fines particulares.

El hecho violento de las revoluciones burguesas es doblemente violento: destruye el viejo orden, impone el nuevo orden. La burguesía impone su fuerza y sus ideas no sólo a la casta anteriormente dominante, sino también al pueblo al que se dispone a dominar. Es un régimen autoritario que sustituye a otro régimen autoritario.

La Revolución rusa ha destruido al autoritarismo y lo ha sustituido por el sufragio universal, extendiéndolo también a las mujeres. Ha sustituido el autoritarismo por la libertad; la Constitución por la voz libre de la conciencia universal.

¿Por qué los revolucionarios rusos no son jacobinos, es decir, por qué no han sustituido la dictadura de uno solo por la dictadura de una minoria audaz y decidida a todo con tal de hacer triunfar su programa? Porque persiguen un ideal que no puede ser el de unos pocos, porque están seguros de que cuando interroguen al proletariado, la respuesta es indudable, está en la conciencia de todos y se transformará en decisión irrevocable apenas pueda expresarse en un ambiente de libertad espiritual absoluta, sin que el sufragio se vea adulterado por la intervención de la policia, la amenaza de la horca o el exilio.

El proletariado industrial está preparado para el cambio incluso culturalmente; el proletariado agrícola, que conoce las formas tradicionales del comunismo comunal, está igualmente preparado para el paso a una nueva forma de sociedad. Los revolucionarios socialistas no pueden ser jacobinos; en Rusia tienen en la actualidad la única tarea de controlar que los organismos burgueses (la Duma, los Zemtsvo) no hagan jacobinismo para deformar la respuesta del sufragio universal y servirse del hecho violento para sus intereses.

Los periódicos burgueses no han dado ninguna importancia a este otro hecho: los revolucionarios rusos han abierto las cárceles no sólo a los presos políticos, sino también a los condenados por delitos comunes.

En una de las cárceles, los reclusos comunes, ante el anuncio de que eran libres, contestaron que no se sentían con derecho a aceptar la libertad porque debían expiar sus culpas. En Odesa, se reunieron en el patio de la cárcel y voluntariamente juraron que se volverían honestos y vivirían de su trabajo. Esta noticia es más importante para los fines de la revolución que la de la expulsión del Zar y los grandes duques.

El Zar habría sido expulsado incluso por los burgueses, mientras que para éstos los presos comunes habían sido siempre adversarios de su orden, los pérfidos enemigos de su riqueza, de su tranquilidad. Su liberación tiene para nosotros este significado: la revolución ha creado en Rusia una nueva forma de ser. No sólo ha sustituido poder por poder; ha sustituido hábitos por hábitos, ha creado una nueva atmósfera moral, ha instaurado la libertad del espíritu además de la corporal.

Los revolucionarios no han temido poner en la calle a hombres marcados por la justicia burguesa con el sello infame de lo juzgado a priori, catalogados por la ciencia burguesa en diversos tipos de la criminalidad y la delincuencia. Sólo en una apasionada atmósfera social, cuando las costumbres y la mentalidad predominante han cambiado, puede suceder algo semejante.

La libertad hace libres a los hombres, ensancha el horizonte moral, hace del peor malhechor bajo el régimen autoritario un mártir del deber, un héroe de la honestidad. Dicen en un periódico que en cierta prisión estos malhechores han rechazado la libertad y se han constituido en sus guardianes. ¿Por qué no sucedió esto antes? ¿Por qué las cárceles estaban rodeadas de murallas y las ventanas enrejadas?
Quienes fueron a ponerles en libertad debían ser muy distintos de los jueces, de los tribunales y de los guardianes de las cárceles, y los malhechores debieron escuchar palabras muy distintas a las habituales cuando en sus conciencias se produjo tal transformación que se sintieron tan libres como para preferir la segregación a la libertad, como para imponerse voluntariamente una expiación. Debieron sentir que el mundo había cambiado, que también ellos, la escoria de la sociedad, se había transformado en algo, que también ellos, los segregados, tenían voluntad de opción.

Este es el fenómeno más grandioso que la iniciativa del hombre haya producido. El delincuente se ha transformado, en la revolución rusa, en el hombre que Emmanuel Kant, el teórico de la moral absoluta, había anunciado, el hombre que dice: la inmensidad del cielo fuera de mí, el imperativo de mi conciencia dentro de mí.

Es la liberación de los espíritus, es la instauración de una nueva conciencia moral lo que nos es revelado por estas pequeñas noticias. Es el advenimiento de un orden nuevo, que coincide con cuanto nuestros maestros nos habían enseñado. Una vez más la luz viene del Oriente e irradia al viejo mundo Occidental, el cual, asombrado, no sabe más que oponerle las banales y tontas bromas de sus plumíferos.

ver más:
https://www.marxists.org/espanol/gramsci/abr1917.htm

domingo, 17 de junio de 2018

Chiapas, México: “El Estado ha privilegiado la respuesta represiva a nuestras demandas”, magisterio movilizado.


POZOL COLECTIVO 
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. 15 de junio. “Estamos convencidos que nuestras luchas, nuestras demandas históricas y nuestras conquistas sindicales y laborales, siguen siendo nuestra bandera de lucha dentro del movimiento magisterial en Chiapas”, expresó el profesor Armando Falconi, representante de la Asamblea Estatal Democrática (AED), al terminar una manifestación de protesta por parte de maestr@s de la AED; el Nivel de Educación Indígena (NEI); el Consejo Central de Lucha (CCL-7) y el sindicato Único de Trabajadores de la Universidad Intercultural de Chiapas (SUTUNICH), esto al oriente de la capital chiapaneca.

“El día de hoy queremos hacer la denuncia ante nuestras bases movilizadas, que el Estado ha privilegiado la respuesta represiva a nuestras demandas”, evidenció Falconi Borraz, quien enfatizó al gobierno del estado que “no caerán en la provocación ante la inminente represión a estos referentes” (AED, NEI, CCL7, SUTUNICH). “Desde aquí le decimos al gobierno que reprobamos esa actitud violenta, que está lejos de darle una respuesta favorable a nuestras demandas”, agregó el también luchador social, en referencia de la fuerza pública en las cercanías donde se encontraban manifestándoce la tarde de este viernes.

“Hemos denunciado desde que iniciamos el paro indefinido en Tuxtla, que el gobierno ha demostrado una cerrazón a las demandas de estos referentes, para darle respuesta a nuestro pueblo petitorio”, recalcó el dirigente sindical. “No estamos de acuerdo que nos manden a políticos de tercera, a funcionarios de cuarta, para sentarnos en la mesa de negociación. Nos quieren ningunear con ese tipo de políticos, que no resuelven las demandas del magisterio”, enfatizó.

“Exigimos una mesa política de primer nivel, donde esté el secretario de educación estatal y federal; directores del ISSSTE e ISSTECH y la fiscalía general del estado. Queremos una mesa política que resuelva las demandas del magisterio movilizado”, exigió el también integrante de la Asamblea Estatal Trilateral (AET).

A nivel estatal los maestros en resistencia exigen al gobierno cubra de inmediato todos los adeudos salariales a docentes interinos y apoyo educativo, así también a los de nuevo ingreso 2015 (incluyendo su basificación), 2016, 2017 y Telebachillerato Comunitario (con su basificación). De igual forma urgen atención inmediata a las problemáticas de seguridad social en el ISSSTE e ISSTECH; solución a los problemas con las cadenas de cambios, atención a las demandas del SUTUNICH, así como la inmediata liberación de recursos para la urgente reconstrucción de escuelas afectadas en todo el estado por el sismo de septiembre pasado.

“Exigimos al gobierno que de inmediato abra la mesa de negociación”, es la petición de los maestros estatales en paro indefinido desde el pasado 11 de junio. Los cuales también exigen que a nivel nacional se dé la abrogación de la autodenominada “reforma educativa”, la liberación reinstalación de maestr@s cesad@s, así como justicia para Nochixtlán Oaxaca y presentación con vida de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa Guerrero, esto en el marco de la huelga convocada en México, por la Coordinadora Nacional de trabajadores de la Educación (CNTE).

Lejos de decaer en su ánimo, las y los docentes chiapanecos han indicado que “La actividad política subirá de tono hasta que se habrá la mesa de negociación”, y se le dé una “atención seria y responsable”, a sus demandas. No sólo el gremio magisterial ha mostrado su descontento con la administración saliente del ejecutivo estatal Velasco Coello, durante su sexenio la lista de inconformes va desde los trabajadores del campo, burócratas, empleados y derechohabientes de la salud, hasta organizaciones sociales y estudiantes que no han visto solución a sus demandas.


VIDEO MITIN: https://www.facebook.com/100011590934258/videos/545874239142269/

ver más:
http://www.pozol.org/?p=16539

México. Movimiento magisterial chiapaneco: Una lucha contra la explotación, el despojo y la represión



POZOL COLECTIVO  
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. 16 de junio. El magisterio democrático estatal junto con sus compañer@s del nivel federal, tienen muy claro que la suya es una lucha “digna y necesaria”, contra la autodenominada “reforma educativa” a nivel federal, así como por sus demandas locales en defensa de la educación pública y de sus derechos laborales.

Esto lo demostraron la mañana de este sábado ante un desproporcionado operativo policiaco para evitar que se manifestaran al poniente de Tuxtla. Las y los educadores no se intimidaron, muy por el contrario de manera decidida llevaron a cabo su actividad de volanteo, recibiendo apoyo monetario y afectivo por parte de los automovilistas que salían e ingresaban de la capital chiapaneca.

Desde el pasado lunes 11 de junio, que el magisterio estatal inició el paro indefinido, las y los maestros disidentes continúan la historia iniciada en el año 2013, cuando después de décadas de dominio del sindicato oficialista (SNTE), comenzaron a organizarse desde las diversas regiones de la geografía chiapaneca, para defenderse de las políticas neoliberales de los gobiernos federal y estatal, mediante la autodenominada “reforma educativa”; logrando consolidar su organización en la Asamblea Estatal Democrática (AED – 40), siguiendo los 22 principios de la Coordinadora Nacional de la Trabajadores de la Educación (CNTE).

En el paro de cuatro meses de 2016, las y los educadores estatales refrendaron su compromiso en defensa de la educación en Chiapas y a nivel nacional, por las vías jurídicas, políticas y mediante el Proyecto Comunitario para la Escuela (PCE), propuesta paralela a los contenidos oficiales que busca un verdadero vínculo entre la escuela y la comunidad. Cinco años de organizarse pueden parecer pocos, pero para las y los docentes la AED ha significado un arduo trabajo día con día. “Se ha hecho camino al andar”, recuerdan las y los educadores de diferentes generaciones desde sus campamentos al oriente del centro de Tuxtla.

A casi una semana de huelga, y de estar manifestándose de manera permanente en la capital chiapaneca, las y los mentores en resistencia saben que la jornada de lucha no será fácil. “Nos vemos en la imperiosa necesidad de emprender esta jornada de lucha, en la modalidad de paro indefinido, hasta ser atendidas y resueltas todas nuestras demandas, que sabemos de antemano están al alcance de su ámbito de acción”, han expresado al ejecutivo estatal Velasco Coello, conocido en su sexenio por administras los diversos problemas de la entidad y no resolverlos.

Si el ejecutivo estatal continúa con lo que los maestros en paro califican como “cerrazón política”, al no atender sus demandas, solo estaría demostrando su desdén por la educación en Chiapas, lo cual queda demostrado al no dar atención inmediata a los daños causados en las escuelas por los sismos de septiembre pasado. Son evidentes las necesidades delas escuelas de todas las zonas y regiones de la geografía chiapaneca, pero al darle prioridad a la construcción de centros comerciales e impulsar la instalación de Zonas Económicas Especiales, Velasco demuestra que lo único que lo motivó a buscar el cargo estatal, es para asegurar su futuro económico, como históricamente lo han hecho los caciques y terratenientes en el estado.

Es contra esa historia de explotación, despojo y represión que representa el gobierno de Velasco Coello, que las y los educadores estatales están luchando. “No permitiremos que al magisterio y al pueblo de Chiapas, se les siga negando la atención a las demandas populares. ¡Jamás nos rendiremos ni aceptaremos la privatización de la educación pública! ¡No claudicaremos en la defensa de los derechos laborales y sociales de cientos de miles de maestros en el país!”, han afirmado las y los mentores integrantes de la en la Asamblea Estatal Trilateral (AET), conformada por la Asamblea Estatal Democrática (AED-40), Nivel de Educación Indígena (NEI), y el Consejo Central de Lucha (CCL-7); junto con maestr@s interinos, el Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad Intercultural de Chiapas, Telebachillerato Comunitario, estudiantes normalistas, padres de familia y organizaciones sociales solidarias.

ver más:
http://www.pozol.org/?p=16542

lunes, 11 de junio de 2018

México. Carta y Boletín de Prensa-Acción Global contra la Expansión de la Aviación y el Uso de Biocombustibles.

Planes de la ONU de usar combustibles para la Aviación y compensaciones de carbon, condenados por 88 organizaciones de todo el mundo.

De hoy 11 y hasta el 19 de junio de 2018 se llevará a cabo en Montreal, Canadá la Reunión Anual de ICAO-OACI un organismo dependiente de la ONU que está evadiendo su responsabilidad de hacer frente al problema de la Expansión de la Aviación y de falsas soluciones "verdes" como el uso de los Biocombustibles que abonan negativamente al cambio climático y la emisión de gases de efecto invernadero además de la devastación de territorios completos y la muerte de especies en peligro de extinción para fomentar el cultivo del aceite de palma, razón por la cual 88 organizaciones a nivel mundial incluida la nuestra, le estamos haciendo un enérgico llamado a corregir su postura.

¡SÍ A LA VIDA, NO A LA EXPANSIÓN DE LA AVIACIÓN!
¡NO A LA MUERTE DEL LAGO DE TEXCOCO!
¡CANCELACIÓN DEFINITIVA DEL MEGAPROYECTO DE MUERTE DEL NUEVO AEROPUERTO INTERNACIONAL DE LA CIUDAD DE MÉXICO!

Imagen relacionada

COORDINADORA DE PUEBLOS y ORGANIZACIONES 
DEL ORIENTE DEL ESTADO DE MÉXICO
11 dejunio 2018
BOLETIN
88 organizaciones de 34 países hacen un llamado a la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) para acabar con los planes de biocombustibles y compensaciones de carbon, al tiempo que dicho organismo de la ONU se reúne del 11 al 19 de junio de 2018 en Montreal, Canadá para finalizar propuestas para un controvertido "Esquema de Compensación y Reducción de Carbono" [1].

Una Carta Abierta de las Organizaciones [2] advierte que la propuesta de OACI-ICAO podría incentivar a las aerolíneas a utilizar grandes cantidades de biocombustibles de aceite de palma en sus tanques, para cumplir con los objetivos de emisiones de gases de efecto invernadero -incluso aunque estados miembro rechazaron los objetivos de los biocombustibles el pasado otoño en el contexto de las preocupaciones existentes sobre el uso del aceite de palma.

Simone Lovera, Directora Ejecutiva de la Coalición Mundial por los Bosques, una de las organizaciones firmantes de la Carta Abierta advierte: “El aceite de palma es uno de los principales impulsores de la deforestación en todo el mundo y a su vez una de las primeras causas de las emisiones de carbono, y ahora podríamos ver muy pronto a las aerolíneas premiadas por absurdas normas de la ONU, favorables a que la industria queme biocombustibles de este aceite”.

Los objetivos de biocombustibles propuestos para la Aviación fueron rechazados por los estados miembro en octubre 2017 [3], pero las organizaciones temen que las nuevas normas propuestas, introduzcan el uso de los biocombustibles a gran escala “por la puerta de atrás”.

Nele Mariën de Amigos de la Tierra Internacional destaca las preocupaciones de las organizaciones sobre la segunda parte de la propuesta de la ONU, las compensaciones de carbono para las aerolíneas: “No hay manera de alcanzar el objetivo de limitar el calentamiento global a 1,5º a no ser que todos los países y sectores eliminen sus emisiones de carbono. Esto significa que las compensaciones no pueden jugar ningún papel”.

La Carta Abierta urge a los estados miembro a que RECHACEN LOS PLANES DE USAR BIOCOMBUSTIBLES y COMPENSACIONES DE CARBONO y A ACABAR y REVERTIR EL CRECIMIENTO DE LA AVIACIÓN.

Almuth Ernsting de Biofuelwatch explica: “Los biocombustibles y las compensaciones de carbono son intentos peligrosos de estafar a los consumidores y al público maquillando de verde una industria que es una de las fuentes de gases de efecto invernadero que crecen más rápido a nivel global”. LA ONU y SUS MIEMBROS NECESITAN ENFRENTAR EL CRECIMIENTO DE LA AVIACIÓN SI QUIEREN PREVENIR LOS PEORES IMPACTOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO CON SERIEDAD”.

NOTAS:
[1] El Consejo de la Organización para la Aviación Civil Internacional, una agencia especializada de la ONU se reunirá en Montreal entre el 11 y el 29 de junio. Decidirán las normas del esquema de Compensación y Reducción de Carbono para la Aviación Internacional (CORSIA). El borrador se publicó en enero: transportenvironment.org/publications/aviation-carbon-offsetting-scheme-icao-circulates-draft-rules
[2] La Carta Abierta y la lista de firmantes se encuentra en biofuelwatch.org.uk/icao-letter.
[3] Ver transportenvironment.org/press/countries-reject-plan-aviation-biofuels-targets

COORDINADORA DE PUEBLOS y ORGANIZACIONES DEL ORIENTE DEL ESTADO DE MÉXICO EN DEFENSA DE LA TIERRA, EL AGUA y SU CULTURA

FRENTE AMPLIO NO PARTIDISTA EN CONTRA DEL NUEVO AEROPUERTO y OTROS MEGAPROYECTOS EN LA CUENCA DEL VALLE DE MÉXICO

coordinadoradepueblosdelorienteedomex@hotmail.com

Facebook.com/Coordinadora de Pueblos y Organizaciones del Oriente del Estado de México

miércoles, 6 de junio de 2018

MÉXICO. LÓPEZ OBRADOR: ¿CON LOS RICOS O CON LOS POBRES?



Partido Obrero Socialista
Ramón I. Centeno
junio 2018
El hartazgo es brutal. La gente está encabronada, y con razón. El “nuevo PRI” que llegó a Los Pinos con Peña Nieto resultó más de lo mismo, pero más descarado. Y el PAN no convence, mucho menos luego de gobernar entre 2000 y 2012 con resultados mediocres, una democratización en reversa y un militarismo del que fluye y fluye sangre cada día.

López Obrador se dirige al triunfo el 1º de julio. Sólo debe dar una patadita al balón, frente al arco, ya solo y sin portero. ¿Qué nos espera?


1. El hartazgo y el nuevo Andrés Manuel
Andrés Manuel López Obrador es el beneficiario del hartazgo. La sed de un cambio se expresará el 1º de julio en el voto masivo por él. No importa que Andrés no sea el candidato perfecto, incluso no importa que no sea de izquierda. (Evade temas que forjaron la identidad de la izquierda, como el aborto o la unión entre personas del mismo sexo, por ejemplo.) México se ha movido tanto a la derecha en los últimos 30 años, que aquél que promete mover el país unos centímetros a la izquierda aparece como un revolucionario. En el último debate Andrés habló a velocidad normal –o sea, metió turbo–, pero evadió cada pregunta difícil. Los seguidores más fieles de Andrés estaban al filo de la butaca, sudando la gota gorda cada vez que Andrés tenía que hablar. Se tomó una réplica entera, medio minuto, para decir “Ricky Riquín Canallín.”

Decía que nada de esto importa. El hartazgo es tremendo, y no vino de la noche a la mañana. Desde 1981, el salario mínimo real en México se ha devaluado un 70%, la peor caída en toda América Latina. En contraste, los ricos se han hecho más ricos. En la lista de Forbes de 1996, aparecieron 15 mexicanos cuyas fortunas sumaron $25,600 millones de dólares; para 2018, son 16 mexicanos en esa lista, pero sus fortunas combinadas suman nada más ni nada menos que $141,000 millones de dólares. El fortalecimiento del capital en detrimento del trabajo es el trasfondo que permite entender el ascenso de López Obrador desde la década de los noventa.

Pero Andrés ha cambiado: aprendió a amar a la burguesía. Si en 2006 su lema era “por el bien de todos, primero los pobres”, ahora, en 2018, su lucha es “por un gobierno para ricos y pobres”. ¡Que alguien, por favor, piense en los ricos!

No sólo le entregó a un hijo de la alta burguesía el trazado de su Proyecto de Nación, Alfonso Romo. También, ha reclutado a cuadros del PAN, incluyendo dos de sus ex presidentes. Lejos están los días en que Andrés denunciaba las privatizaciones o el FOBAPROA. Lo que hoy viene a ofrecer, su plato fuerte, es la honestidad. Él no robará, su gobierno será honesto. Y en esto ricos y pobres podrán estar de acuerdo y aplaudir juntos.

Imaginemos un rastro en el que se llega a la conclusión de que lo que hace falta es un director honesto, que no robe un centavo. Se decide poner en la dirección a la persona más honesta de todas. ¿Y esto qué diferencia hará para los animales que cada día entran al matadero? Del mismo modo, los trabajadores de este país podrán tener a un fraile franciscano en la cúspide del poder, pero eso no reducirá sus jornadas de trabajo, ni aumentará sus salarios, ni les traerá prestaciones o seguridad social.

Andrés es muy lento para hablar, pero no por viejo, sino porque está sujeto a un compromiso político paralizante. El Andrés de los noventa hablaba con mayor fluidez y un claro perfil opositor. (Por ejemplo, esta entrevista de 1996 en el extinto canal CNI de televisión o este debate contra Diego Fernández de Cevallos.) Pero ahora, al hablar, busca evitarle a la burguesía cualquier mueca de desagrado. Sus excompañeros de armas lo saben. Por ejemplo, Cuauhtémoc Cárdenas le cuestiona que no se comprometa a revertir la Reforma Energética desde la Constitución, lo cual sería algo más nítido que prometer sólo una “revisión de los contratos”. La parálisis retórica de Andrés es el efecto de un supositorio introducido en su discurso, pero uno que no se disuelve y obstaculiza su agilidad luego de al menos doce años de suministro constante.


2. Visiones de arriba
En la clase política de este país, hay dos visiones sobre el capitalismo mexicano. Una visión, la que está en el poder y que representan tanto el PRI como el PAN, sostiene que el modelo económico está bien, o en todo caso, que cualquier alternativa sería peor. Es la expresión mexicana del “TINA” de Margaret Thatcher: there is no alternative. La otra visión, la del partido Morena, es sólo una versión (más fantasiosa) de la misma visión: TINA + honestidad, algo así como un neoliberalismo franciscano.

En una entrevista reciente con TV Azteca, Andrés explicó que “la causa principal de la desigualdad es la corrupción… [la desigualdad] no se debe a la explotación del empresario al obrero”. Esta visión, en el género de la economía fantástica, es atractiva porque ofrece (aunque no nos diga cómo) atacar la desigualdad, algo que está ausente en el vocabulario de la otra visión; y en su promesa de redistribución, es capaz de encontrar la sonrisa del gran capital, al que libera de toda culpa. Andrés busca ayudar a los pobres sin molestar a los ricos, pero al hablar de los millonarios (así sea para decir que ellos son inocentes) los incomoda. Lo ideal para la alta burguesía de este país es, como hasta ahora, pasar desapercibida: seguir siendo la mano que mece que la cuna pero sin que nadie hable de ella. Ponerlos bajo la luz es recordar que existen, y que están mejor (y los demás, peor).

En la Antigüedad, el gobierno de los ricos era la “oligarquía” y el gobierno de los pobres, la “democracia”. Una de las curiosidad de nuestra época es que llamamos “democracia” a eso que los griegos conocían como “oligarquía”. Para Aristóteles, un gobierno de ricos y pobres podía ser una democracia bajo un criterio: la igualdad. Pues si el poder político de cada ciudadano (rico o pobre) es igual al de cualquier otro ciudadano (rico o pobre), el resultado será el natural predominio de la mayoría pobre. En México, Andrés ofrece un gobierno “para ricos y pobres” que, en realidad, seguirá siendo una oligarquía, pero una renovada: una que pensará un poquito más en los pobres.


3. Visiones de abajo
Frente al actual escenario nacional, la izquierda independiente (esa que no está en Morena ni, mucho menos, en lo que queda del PRD) se ha dividido en dos visiones. Una, sostiene que no hay de otra, hay que apoyar a Andrés. Esta visión es solo una reedición del antiguo lombardismo, esa corriente que con lenguaje marxista se dedicaba a apoyar al régimen del viejo PRI y sus candidatos. El Partido Comunista Mexicano, aunque era rival de Vicente Lombardo Toledano, más de una vez aceptó su política, como cuando le entregó la recién creada CTM a Lázaro Cárdenas, inaugurando así el corporativismo.

Los historiadores del futuro que se intriguen por la práctica desaparición de la izquierda marxista de los setentas y ochentas, esa que obligó al régimen del PRI a iniciar una democratización, fechará el Armagedón en 1988. Así como los dinosaurios vivieron su apocalipsis frente al meteorito que se impactó con el actual Yucatán, la militancia marxista de México se desintegró frente a un meteorito político. ¿Cuál? La Tendencia Democrática que dentro del PRI, lideró Cuauhtémoc Cárdenas en los ochentas. Frente al giro neoliberal del PRI, el ala izquierda de este partido, de raíz cardenista, terminó saliéndose. En un impulso tan frenético como autodestructivo, la izquierda marxista se disolvió en ese “PRI afuera del PRI” que pronto adoptaría el nombre de Partido de la Revolución Democrática.

Los actuales impulsos lombardistas que llaman a sujetarse a la dirección de López Obrador (parte y heredero de ese “PRI afuera del PRI”), son esos mismos impulsos que llevaron a la izquierda marxista al borde de la extinción. Seguir insistiendo en la misma política que explica su marginalidad contemporánea, es proseguir en un masoquismo brutal que ya ha producido un daño antropológico en todo un sector de la izquierda independiente.

La otra visión es la posmoderna, mejor encarnada por el EZLN y el Congreso Nacional Indigenista. Aunque lanzaron a una candidata independiente, Marichuy, hoy explican que no llamarán a votar ni a no votar, sino todo lo contrario. (Estas últimas cuatro palabras son un agregado mío.) En sus palabras: “voten o no voten, organícense”. En la práctica, esta postura le deja libre el paso a Andrés; es un apoyo tácito bajo la forma de altísima dignidad moral. Sólo que los zapatistas podrán ignorar el cambio de gobierno… pero el gobierno no los ignorará a ellos. En momentos en que Andrés se perfila al triunfo, y que es necesario que digan qué opinan sobre su proyecto, el CNI y el EZLN han decidido mirar a otro lado y quedar bien con todos. “¿Vas a promocionar el voto por Andrés? ¡Muy bien, compañero!” O también: “¿vas a promocionar el voto por Marichuy, como alternativa a Andrés? ¡Muy bien, compañera!” En ambos casos, la comandancia del EZLN agregará: “pero no olviden organizarse, amigos”.

Con todo, la visión zapatista, en su abstencionismo, es menos grave que el crudo entreguismo lombardista. Hay una tercera visión dentro de la izquierda independiente, la visión de la minoría dentro de la minoría: preparar, desde ya, la oposición al futuro gobierno de Andrés. Esta postura implica denunciar que su gobierno no será un amigo de las clases trabajadoras. Una forma que ha adoptado este llamado es, como anticipé en el párrafo anterior, llamar a votar por Marichuy, aunque no esté en la boleta. Es un llamado a recordar que en esta elección no hay una opción independiente de la burguesía, que Marichuy expresaba la única opción independiente. Este llamado es tal vez más zapatista que el de los mismos neo-zapatistas. Pero es un llamado confinado a los pequeños grupos socialistas que sobrevivieron el apocalipsis de 1988.



4. El cuadro general
El régimen mexicano –esta combinación de democratización trunca y neoliberalismo radical– está en crisis, ha perdido todo encanto. Desde hace tiempo el régimen dejó de conquistar “las mentes y corazones” –parafraseando a Bush– de los mexicanos y debió acudir cada vez más a la coerción para sostenerse. La “guerra contra el narco” fue una respuesta militarizada a la descomposición social que produjo la neoliberalización del país. En vez de revertir las reformas económicas a favor del capital, el consenso fue que las reformas eran inocentes: todo quedaba en manos del castigo, el uso de la fuerza.

El uso permanente de la fuerza es la confesión de que un régimen ha perdido su capacidad hegemónica; el poder desnudo es insostenible en el largo plazo. Se requiere del consentimiento para producir la hegemonía. Andrés ofrece sacar al régimen de su crisis ofreciendo una fuente inexplorada de legitimidad: la honestidad. En esta tarea está depositada su apuesta hegemónica, con la que no habrá necesidad ni de erosionar más la democratización ni de amenazar con poner en jaque el modelo económico.

Andrés muy probablemente contará con la fuerza política necesaria para impulsar su agenda, pues en el Congreso se acerca la perspectiva del carro completo. Es decir, una mayoría de congresistas afines (por cierto, que vuelva a aparecer el concepto de “carro completo” es un signo del potencial hegemónico del próximo gobierno). Además, Andrés es el dueño indiscutible de su partido (al que dirige sin democracia interna); un líder personalista como no había tenido ningún partido desde el Maximato.

No es poca cosa lo que se viene. Aristóteles distinguía a los regímenes en rectos y desviados: los primeros, gobiernan en función del bienestar general (en términos Gramscianos, buscan la hegemonía); los otros, lo hacen en función del interés de los que gobiernan (subestiman el consentimiento y dependen más de la coerción). Andrés ofrece la redención del Estado (eso que él llama “moralizar la vida pública” del país). Los que gobiernan ya no robarán, dejarán de tratar al Estado como su botín. Los ricos seguirán siendo ricos. Los pobres seguirán siendo pobres. Los ricos seguirán siendo los dueños del poder; los pobres seguirán excluidos de él. Pero el Estado dejaría de ser administrado por sanguijuelas, y pasaría a actuar (si todo sale bien) como un Estado coherente. Al frente de ese Estado estará Andrés. Los ricos tendrán que vérselas con él, con alguien que busca ser su socio, alguien que no es un simple un empleado suyo, un lacayo. Tendrán (un poco) menos de control sobre el Presidente, no será tan previsible.



5. Coda
Será la primera vez, en democracia, que México tendrá un gobierno identificado con la izquierda. Pero no de esa izquierda marxista (o incluso su versión light, socialdemócrata) que ubicaba en la economía política el terreno de la experimentación para lograr la justicia social. Esta es una izquierda domesticada, que entiende que su radio de acción es y sólo es el estado de derecho, el ámbito jurídico-estatal. Es ahí donde estará ubicada la agenda anti-corrupción. La alta burguesía puede respirar tranquila.

Bajo parámetros mexicanos, un Estado que se someta a una terapia anti-corrupción es una novedad. Bajo parámetros internacionales, México apenas estaría iniciando un largo camino por salir del club del capitalismo bárbaro. El tránsito del neoliberalismo al neoliberalismo franciscano es una apuesta que bien podría ser la de una derecha ilustrada, de signo demócrata-cristiano. Que esta agenda, en cambio, esté encabezada por “la izquierda” es sólo un recordatorio de la larga contorsión del país a la derecha.

Los ricos tendrían mucho que celebrar, pues se avecina un gobierno que le dará nuevo brillo al Estado que les garantiza su riqueza. Pero la burguesía mexicana nunca se ha caracterizado por su ilustración, sino por su vulgaridad. El proletariado mexicano tiene menos razones para celebrar. Sobre todo, falta conquistar la democracia, pero en el sentido clásico: de irrupción de los pobres que derrocan a los ricos, para asumir la conducción del Estado. El marxismo conceptualizó esta apuesta como la dictadura del proletariado (una democracia entre las clases trabajadoras, que impone su dictadura sobre la burguesía derrocada). Claro que este es hoy el terreno de la utopía.

Sin embargo, se avizoran las oportunidades. La expresión política que representa Andrés, se dirige a la hegemonía del régimen, sí, pero al mismo tiempo, al ocupar la Silla Presidencia, abandonará (por fin) la hegemonía de la oposición. ¿Qué contornos adoptará la oposición de izquierda? El hecho de que no lo sepamos, ya es un buen indicador.

ver más:
http://www.30-30.com.mx/amlo-ricos-o-pobres/

martes, 5 de junio de 2018

Texcoco, México. El NAICM: el rostro del latrocinio

AL GRUPO AEROPORTUARIO DE LA CIUDAD DE MÉXICO:
At'n. Federico Patiño Márquez
Director



COORDINADORA DE PUEBLOS y ORGANIZACIONES 
DEL ORIENTE DEL ESTADO DE MÉXICO
5 de Junio 2018
A ustedes que este junio de 2018 ya tienen contemplados como emergentes los Aeropuertos Internacionales Benito Juárez de la Ciudad de México, el de Huejotzingo, Puebla y el de Temixco, Morelos dentro de su Plan de Contingencia  por supuestos problemas “macroeconómicos” y “volatilidad política” y que es un hecho que atrasarán la primera etapa de los trabajos de construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en el Lago de Texcoco, les decimos que no se preocupen porque si les hicieran falta más aeropuertos alternos en la Región Centro de México, pueden con toda confianza echar mano del Aeropuerto Nacional de Pachuca, Hidalgo; del Aeropuerto Intercontinental de Querétaro que está sobre la carretera a Tequisquiapan; del Aeropuerto de Atlangatepec y la Base Militar No. 9 ubicados en Tlaxcala; y en el Estado de México de la Base Militar No. 1 en Zumpago y por supuesto del Aeropuerto Internacional Adolfo López Mateos de Toluca actualmente sub-utilizado y que es considerado el principal aeropuerto alterno al Benito Juárez de la Ciudad de México por estar a solo 25 minutos o 32 kilómetros de distancia del distrito financiero, comercial y residencial Santa Fé y por contar con la pista de aterrizaje más larga del país.

También les pedimos que, de favor, de nuestra parte le recuerden a Enrique Peña Nieto que de las decenas de millones de turistas extranjeros que visitan cada año nuestro país, la enorme mayoría vienen a Cancún, Quintana Roo y detestan tener que triangular haciendo escala en la Ciudad de México.

¿Ya va quedando claro, por qué un Nuevo Aeropuerto con 6 pistas en el Lago de Texcoco es ilegal y no se necesita?

¿Por qué en cuanto a la demanda de tránsito de pasajeros y traslado de mercancías no pasaría absolutamente nada si el Nuevo Aeropuerto se cancela definitivamente y no se construye en ninguna parte de nuestro país?

¿El porqué de la simulación de la saturación del actual Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México?

¿Y el porqué del desprecio a la vida, el ecocidio, la muerte de aves migratorias y especies endémicas, los incendios forestales provocados, la dinamitación y depredación de cerros sagrados, el entubamiento de manantiales y ríos, la privatización del agua potable, la alarmante dependencia alimentaria, la contaminación, la destrucción del patrimonio histórico y cultural, el endeudamiento irresponsable, el autoritarismo, el despojo, la expropiación por “utilidad pública” para uso privado, la brutalidad, los desalojos, la violencia generalizada, la imposición de los megaproyectos mediante el uso de la fuerza pública (ejército, marina y policías) y el otorgamiento ilegal de predios e infiltración de golpeadores del grupo de choque paramilitar PRI-antorcha campesina para el sometimiento y control de los pueblos en todo el Valle de México?

Los únicos afectados por esta cancelación serían empresarios sin escrúpulos y los políticos corruptos a su servicio de los Grupos Atlacomulco, Hidalgo y GAP, que mediante  información privilegiada y abuso de poder adquirieron terrenos colindantes al Nuevo Aeropuerto a precios bajos, para en el futuro convertirlos en un centro de negocios (con zonas hoteleras, parques industriales, áreas exclusivas de vivienda de muy alto nivel, plazas comerciales, zonas de libre comercio, clubes deportivos, campos de golf, etc.), que podría llegar a ser el “hub” ó concentrador más grande de América Latina conectado al puerto de Tuxpan, Veracruz en el Golfo de México, cuya capacidad fue quintuplicada en este sexenio, lo que junto con la autopista México-Tuxpan facilitaría en tiempo récord el saqueo de productos naturales y manufacturados de nuestro país.

“Por el Respeto a la Identidad de los Pueblos Originarios”

COORDINADORA DE PUEBLOS y ORGANIZACIONES DEL ORIENTE DEL ESTADO DE MÉXICO EN DEFENSA DE LA TIERRA, EL AGUA y SU CULTURA
  Facebook.com/coordinadoradepueblosdelorienteedomex@hotmail.com
 Twitter: @CPOOEM_Edomex