Periódico El Socialista

CANDIDATA DEL PUEBLO

CANDIDATA DEL PUEBLO

miércoles, 12 de marzo de 2014

Para entender Ucrania

                       Foto: Red

El Barrio Antiguo
marzo 9, 2014 | por Camilo Ruiz
Los eventos de los últimos días, tras la caída de Yanukovich, ofuscan la visión histórica y hacen olvidar lo esencial: Yanukovich cayó. Hay que partir de este hecho, de esa victoria de las masas, para entender las acciones de los actores —nacionales e internacionales— en los días que han seguido.

Ni los americanos, ni los europeos ni mucho menos los rusos esperaban o querían que eso sucediera. La caída del presidente ucraniano es otra muestra más del poder de las rebeliones espontáneas; cambia el tablero de juego que habían diseñado las potencias extranjeras y las obliga a pescar en río revuelto, a adaptarse a una nueva situación.

La invasión rusa en Crimea hace ver a Putin en una posición de fuerza ficticia, al menos en relación con un Occidente dubitativo, y hace pensar a más de uno que —para ponerlo en pocas palabras— “todo estaba planeado así por los rusos para invadir y quedarse con la mitad del país”. Nada más alejado de la realidad: Putin estaba feliz con Yanukovich, y la invasión en Crimea es un signo de desesperación ante la caída de su hombre fuerte. Los rusos tampoco quieren partir el país en dos y quedarse con el este; estaban felices con la influencia que tenían sobre Ucrania entera.

Una parte de la opinión pública mantuvo reticencias hacia el movimiento de la plaza Maidan por un hecho: la presencia de grupos de choque de extrema derecha. Esos grupos existen, pero no son lo esencial. Tras la caída de Yanukovich, se han dedicado, entre otras cosas, a reprimir y organizar golpizas contra los militantes del Partido Comunista ucraniano. Los diplomáticos europeos en Ucrania se reunieron con el partido de extrema derecha —como con los otros que se opusieron al ex presidente—, pero es delirante pensar que el movimiento Maidan lo conforman fascistas financiados por los alemanes, franceses o polacos.

Maidan, a pesar de su fuerza, muestra también la poca conciencia de las masas, factor determinante en los procesos políticos; la idealización ingenua de la Unión Europea no lleva más que al precipicio.

ver más.
http://www.elbarrioantiguo.com/para-entender-ucrania/