EL SOCIALISTA 389

CRAC-PC

CRAC-PC

jueves, 12 de febrero de 2015

México. Cinco propuestas para la convención nacional popular



Partido Obrero Socialista
El Socialista en la Red#90
Jueves 12 de Febrero 2015
El Pasado 5 de febrero una delegación del Partido Obrero Socialista (POS México) asistió a la Convencion Nacional Popular (CNP) convocada por los estudiantes y padres de los 43 compañeros desaparecidos en Iguala Guerrero. Además de nuestra presencia en la marcha, donde junto con los padres rechazamos la versión oficial de la PGR sobre el caso y exigimos la presentación con vida de nuestros compañeros estudiantes, también asistimos a la sesión de la CPN en donde presentamos las siguientes propuestas:

¡Creemos una APPO a nivel nacional para unificar todas las luchas y derrotar al gobierno!

¡Fin inmediato a la estrategia de guerra y armamento popular!

¡Por la libertad de los presos políticos!

¡Juicio a los responsables!

¡Votar por los partidos políticos es votar por el crimen organizado!

Nuestra propuesta para esta asamblea tiene 5 ejes. Uno de ellos es organizativo, los otros son programáticos.

Organización

El pueblo de México puede aprender de experiencias recientes de organización popular. Las dos más visibles son la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca; y las experiencias de la Policía Comunitaria.

En Oaxaca, en 2006, el pueblo se levantó contra el gobernador. Organizó la APPO, que congregó a sindicatos, campesinos, estudiantes, organizaciones indígenas, mujeres, colonos, etcétera. La APPO organizó “megamarchas”, tomó edificios públicos, organizó barricadas en la mayoría de barrios de la capital de ese estado, tomó un canal de televisión y radioemisoras y los puso a disposición del pueblo oaxaqueño insurrecto…

Hoy el pueblo de México necesita de una organización como la APPO. Sería una organización a nivel nacional en donde se reúnan y congreguen todas aquellas organizaciones del pueblo, todas aquellas personas que quieran luchar contra el gobierno y los partidos burgueses corruptos y cómplices de los delincuentes. En tal APPO a nivel nacional se debatiría y decidiría democráticamente cómo luchar contra el gobierno y sus aliados políticos y un programa para reorganizar al país de una manera diferente y con base en los intereses populares.

Programa

La convención nacional debe hacer una de sus principales demandas el fin inmediato de la estrategia de guerra. La supuesta guerra contra el narcotráfico es el mejor modo que ha encontrado el estado mexicano de mantener sumisa a la población por un lado y de mantener un sector ilegal extremadamente rentable. El país entero se ha regado de sangre como consecuencia de esto. Hay que llamar por el regreso inmediato e incondicional de los soldados a los cuarteles, contra la policía militarizada, por la reducción del presupuesto militar, etc.

Sin embargo, en tanto el crimen reine a lo largo y ancho del país, el armamento popular es el único modo de erradicar al cáncer del narcotráfico del campo mexicano y devolverle la seguridad a las comunidades. Ante la corrupción de las instituciones del Estado, el pueblo tiene derecho a armarse y a crear sus propias instituciones de justicia. Este modelo debe ser extendido a todo el país, profundizado, centralizado y democratizado, para que pueda triunfar.

A la vez, la convención debe enarbolar la bandera por la libertad de los presos políticos. El estado no sólo ha asesinado, sino que también ha encarcelado a cientos de luchadores sociales. La causa de los Policías Comunitarios, los activistas contra los megaproyectos y los autodefensas debe ser también la nuestra: ellos han perdido su libertad por oponerse al gobierno, a la mafia o a la explotación de sus recursos naturales. Luchemos juntos por la libertad de Nestora Salgado, de Gonzalo Molina, de los casi 300 autodefensas, etc.

Cuando decimos que el estado es el responsable de la masacre de Iguala, al Estado hay que ponerle nombre: Peña Nieto, Ángel Aguirre, José Luis Abarca, Osorio Chong, etc. Hay que someter a juicio público a todos los políticos involucrados en el ataque a los normalistas, o que están ligados con el crimen organizado. También a los corruptos y que han desfalcado al erario público, como a Marcelo Ebrard. Los responsables deben ser juzgados y castigados por el pueblo.

Finalmente, la Convención Nacional no puede omitir el hecho de que 2015 es año de elecciones, y que como siempre los partidos de la burguesía (y los nuevos) intentarán llevar el agua del descontento social para su molino. Hay que tener una política para evitar que el movimiento surgido tras el 26 de septiembre se convierta en presa del oportunismo electoral.

Nosotros creemos que ninguno de los partidos nos representa, ninguno representa los intereses de los trabajadores, de los campesinos, de los estudiantes, etc. Es un error caer en la lógica de votar por el menos malo, o hacer un voto de castigo al PRI: Todos los partidos son lo mismo. Llamamos a que la asamblea llame a anular el voto a través de una consigna política, por ejemplo: Vota 43.

ver más:
http://pos.org.mx/?p=10436