serviles

serviles
Carton de Rocha en Proceso.com.mx

domingo, 8 de febrero de 2015

Michoacan, México. Cherán K’eri: «Para nosotros aquí en el pueblo, los partidos políticos están muertos»



SubVersiones
Por Niñx Salvaje
8 febrero, 2015
En abril de este año, el municipio purépecha de Cherán K’eri, Michoacán, estará cumpliendo ya 4 años de haberse levantado para acabar con la presencia del crimen organizado en su territorio. Tras su levantamiento, las y los indígenas no sólo lograron correr al narco, sino que también expulsaron a todas las autoridades (policía, gobierno municipal y partidos políticos) que respaldaban las actividades ilícitas en la comunidad. Decidieron retomar sus formas tradicionales de autogobierno para empezar un largo proceso de construcción de su autonomía. Hace unos meses, inauguraron una nueva arma para seguir defendiendo sus usos y costumbres y reafirmar su rechazo a la vía política institucional: una televisión comunitaria.

De la autodefensa a la autonomía

Cuando la comunidad de Cherán K’eri empezó a organizarse, una de las demandas fundamentales de las y los pobladores era la seguridad. El proceso de autodefensa que iniciaron y continúa vigente hoy en día ha tenido resultados que no pueden pasar desapercibidos: las sonrisas de la gente y la vida que anima las plazas y calles se notan desde la entrada al pueblo.

—Ya nos da la confianza de que estemos más tranquilos, que nuestros niños caminen tranquilamente a la escuela, igualmente las personas. Ya no nos sentimos con ese temor que teníamos antes —cuenta una habitante de la comunidad.

La seguridad del municipio está a cargo del concejo de Honor y Justicia: mientras la ronda comunitaria está controlando las entradas y salidas de la ciudad, así como resolviendo los problemas internos a la comunidad, los Guardabosques se encargan de cuidar las zonas rurales más lejanas del centro, donde se encuentra el bosque. Cada día y por turnos, dos equipos de 6 personas recorren el territorio con su camioneta. Cabe precisar que para las y los indígenas purépechas, la protección y preservación de su bosque es una obligación tanto tradicional como espiritual, y por lo tanto una parte esencial de su lucha. Su defensa incluye no sólo su seguridad, sino también un enorme trabajo de reforestación, cuyos efectos ya pueden ser observados.

Además de haber fortalecido su sistema de seguridad comunitaria, los y las cheranenses cambiaron todo su sistema de gobierno. El consejo mayor, conformado por un grupo de 12 personas, lxs K’eris, coordina las acciones de los demás consejos y comisiones. Sin embargo, la máxima autoridad en la comunidad es la asamblea: en cada uno de los cuatro barrios que conforman al pueblo de Cherán, se reunen lxs comunerxs para llevar sus propuestas a la asamblea general y tomar las decisiones. «Anteriormente, que yo me acuerde, jamás un presidente municipal convocaba a asambleas de barrio, ni mucho menos se dejaba decir lo que la gente pensaba. La gente no podía opinar, simplemente hacían lo que ellos les convenía», comenta un miembro de la comunidad. Ahora, «los acuerdos salen directamente de los coordinadores de fogatas, desde las fogatas, desde las reuniones de barrio», precisa otro.

Cabe recordar que gracias a las presiones que ejerció también la comunidad en el terreno legal, el municipio de Cherán K’eri fue reconocido plenamente como municipio autónomo, a nivel federal. Con esa victoria, Cherán logró sentar un precedente a nivel nacional para que otros municipios indígenas de México pudieran ejercer ese derecho a la libre autodeterminación.

La lucha todavía no se acaba

A pesar de que hayan avanzado mucho en la construcción de su nuevo mundo, lxs pobladores de Cherán también saben que su lucha apenas está empezando, y que seguramente se tendrán que enfrentar a más retos en el futuro. El año que viene parece particularmente crítico: si bien se acordó con el Instituto Electoral de Michoacán que el nombramiento de las autoridades cheranenses se harán por usos y costumbres, lxs pobladores saben que los partidos políticos van a intentar aprovecharse de las elecciones municipales que se estarán llevando a cabo en el Estado para intentar regresar a su comunidad.

Sin embargo, su posición es firme: van a hacer todo lo posible para impedirles entrar. En un sistema en el que narcotráfico, clase política y empresas transnacionales trabajan de la mano para imponer su control sobre los territorios y saquear sus recursos naturales –en este caso, los bosques– los pobladores son conscientes de que volver a un sistema de partidos representaría un gran riesgo para la defensa de su territorio.

—Para nosotros aquí en el pueblo, los partidos políticos están muertos, porque nunca hicieron nada cuando entramos en una lucha del bosque. ¿Por qué? Porque todos los partidos están respaldados por el crimen organizado. Y quien no lo quiera ver es que verdaderamente quiere hacerse ciego a lo que está pasando. Esto pienso de los partidos: que son una porquería, —declara una señora. Un joven también comenta «Varias veces me han preguntado: ¿Qué vas a hacer el día que esto regrese a los partidos? ¿Qué haría yo? Sería el primer cabrón en volver a ponerme en frente y a decir “ni madres aquí”. No a los partidos, no a ese mal gobierno, no a ese narco-gobierno».

ver más:
http://subversiones.org/archivos/113400