EL SOCIALISTA 389

CRAC-PC

CRAC-PC

viernes, 3 de julio de 2015

México. El continuum de la violencia y la impunidad en Guerrero



TLACHINOLLAN 
CENTRO DE DERECHOS HUMANOS DE LA MONTAÑA
29 JUNIO, 2015 
Hace 20 años 17 campesinos pertenecientes a la organización Campesina de la Sierra del Sur (OCSS) de la sierra de Tepetixtla, fueron ejecutados en el vado de Aguas Blancas, municipio de Coyuca de Benitez por la policía motorizada del estado.


 Este execrable crimen, a pesar de que fue atraído por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que emitió una resolución el 23 de abril de 1996, donde atribuye la mayor responsabilidad de esos hechos al entonces gobernador Rubén Figueroa Alcocer, el presidente de la república Ernesto Zedillo, optó por sacrificarlo de la gubernatura para garantizarle impunidad. Para Zedillo el mayor enojo que le causó fue que su compadre lo haya engañado con los videos editados, y no tanto por el crimen artero que cometió contra los campesinos que bajaban pacíficamente a exigir la presentación de su compañero Gilberto Romero Vázquez y a demandar la entrega de fertilizante, a la cabecera municipal de Atoyac de Alvarez, Guerrero.


Esta tragedia causó indignación y preocupación a nivel internacional, al grado que los comisionados de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) decidieron hacer una visita “in loco” en el mes de julio de 1996, para constatar las graves violaciones a los derechos humanos cometidas por las autoridades del estado y que fueron encubiertas por el presidente de la república.

ver más:
http://www.tlachinollan.org/opinion-el-continuum-de-la-violencia-y-la-impunidad-en-guerrero/