viernes, 3 de julio de 2015

México. El pensamiento crítico contra la hidra capitalista



La Jornada
Gilberto López y Rivas
Viernes 3 de Julio 2015
Ante la vorágine de la fiebre electoral que afectó a la clase política y saturó con su retórica y despropósito discursivo todos los espacios mediáticos oficialistas, pasaron desapercibidos dos importantes eventos interrelacionados y organizados por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), del 2 al 9 de mayo: los homenajes al filósofo Luis Villoro y al maestro zapatista Galeano, en el caracol de Oventic, sede de la Junta de Buen Gobierno Corazón Céntrico de los Zapatistas delante del Mundo, y el seminario El pensamiento crítico frente a la hidra capitalista, realizado en las instalaciones del CIDECI-Universidad de la Tierra, en San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

Del homenaje póstumo al querido amigo Luis Villoro y al militante zapatista Galeano, asesinado por la demencia paramilitar organizada y apoyada por el Estado mexicano, destaco por razones de espacio el bello y conmovedor escrito del fallecido Sub Marcos, leído el 2 de mayo por el ahora sub-comandante insurgente Galeano, en el que da cuenta de la incorporación orgánica y clandestina a las filas del zapatismo, hace ya algunos años, de quien fue un intelectual brillante, una persona sabia a la que tal vez sólo se le pueda reprochar la cercanía que en vida tuvo con los pueblos originarios de México, particularmente con aquellos que se alzaron en armas contra el olvido y que resisten más allá de modas y medios.

Esta pieza secreta de la historia de vida del maestro de varias generaciones, dado de alta en las filas de la insurgencia en las que cumplió cabal y dignamente su posición de centinela, la concibió Villoro como un regalo para su familia: Porque hay secretos que no avergüenzan, sino orgullecen. Porque hay secretos que son regalos y no afrentas.

El seminario-semillero, que no compartición o escuelita, que siguió a los homenajes, constituyó una trascendente aportación al pensamiento y a las ciencias sociales críticas y comprometidas con las resistencias y los movimientos anticapitalistas en el mundo entero, con sus 60 horas de ponencias que cubrieron en extensión y profundidad las facetas de esa tormenta del capitalismo que se nos ha venido encima, de esas cabezas de la hidra que cambia constantemente, de ese enemigo que transforma sus formas de explotación, dominación y represión.

Concebido como el espacio para aportar ideas nuevas, conceptos teóricos, herramientas útiles sobre la caracterización de esta etapa de la mundialización capitalista, y para pensar y proponer –a partir de este diagnóstico–, las necesarias adecuaciones a las luchas de los oprimidos, el seminario fue seguido con interés desbordante tanto en vivo, como a través de los medios alternativos que de manera denodada estuvieron grabando y trasmitiendo todas las intervenciones.

Como es característico de los mayas-zapatistas, y no obstante la participación indudablemente valiosa de connotados intelectuales de los ámbitos de la academia y de los movimientos sociales, durante cada sesión fueron mayormente significativas las contribuciones del EZLN, que en voz de los subcomandantes insurgentes Moisés y Galeano, o de otros y otras integrantes de su comandancia, o bases de apoyo, externaron sus opiniones, descripciones, interpretaciones, posicionamientos y conclusiones en torno a la economía política, la situación nacional-internacional, los procesos autonómicos, la criminalidad del Estado, la carencia de futuro de los partidos políticos, la coyuntura electoral, la situación de las mujeres y su lugar en las distintas etapas de la lucha zapatista, el apoyo solidario a Ayotzinapa y un sinnúmero de temas acuciantes desarrollados con coherencia, sistematización y creatividad, todo con una buena dosis de sentido del humor e ingenio en la narrativa y en conceptualización.

Precisamente, y como primer resultado de este encuentro, y gracias a un esforzado equipo editorial del EZLN, que se ha hecho cargo de la corrección, diagramación y edición, en unos días saldrá publicado, con un tiraje de 5 mil ejemplares, un primer tomo que contiene todas las palabras que las y los compañeros zapatistas manifestaron en el seminario, incluyendo textos que por problemas de tiempo no pudieron leer o tuvieron que cortar.

En este primer libro se reproduce al menos una obra de las y los artistas gráficos que participaron en la exposición Signo y señales, los poemas de Guillermo Velázquez y Óscar Chávez, que fueron su manera de estar presentes en el seminario.

Las otras ponencias presentadas a lo largo de estos días (que serán publicadas próximamente en dos tomos adicionales) no necesariamente coincidieron en sus perspectivas, alcances y posiciones teóricas y políticas; incluso, sin proponérselo, se dio un debate indirecto de gran riqueza en estos campos de la teoría y la acción, que subyace en la elección temática y en las formas disímiles o similares en que se abordaron problemas y realidades complejas. No obstante, como enunció el EZLN, estuvo representada en su patrimonio múltiple toda la gama de la izquierda anticapitalista con una reconocida inserción en los movimientos y en las luchas sociales de nuestro tiempo, en distintos ámbitos y geografías nacionales e internacionales.

En suma, el pensamiento crítico se hizo presente en mayor o menor medida en las participaciones que cada uno de los y las ponentes en cuanto a vislumbrar, en sus respectivas postas de vigía, los peligros que acechan a la humanidad y las estrategias que en consecuencia deben seguir las luchas anticapitalistas. Como siempre, en este encuentro de saberes y vivencias los mayas zapatistas hicieron de organizarse su mayor contribución a esas luchas, empezando por reproducir este seminario-semillero en todos los espacios del país y del mundo, cada quien a su modo y posibilidad. Gracias, hermanos y hermanas.

ver más:
http://www.jornada.unam.mx/2015/07/03/opinion/025a1pol