EL SOCIALISTA 389

domingo, 19 de julio de 2015

Mèxico. Hoy, la vía armada no es opción de cambio, dicen ex guerrilleros

Afirman que el viraje deben emprenderlo los movimientos sociales



La Jornada
Carolina Gómez Mena
Domingo 19 de julio de 2015, p. 10
Debido a la situación de violencia y crisis en el país, no es momento para que surjan movimientos armados, coincidieron ex integrantes de grupos insurgentes, los cuales indicaron en que la opción de cambio debe venir de movimientos sociales que orillen al gobierno a virar el rumbo.

En la presentación del libro Guerrilleras, María de la Luz Aguilar Terrés, compiladora de la obra y ex integrante de grupos insurgentes entre 1971 y 1980, como el Frente Urbano Zapatista, indicó que ahora no sería oportuna la aparición de grupos armados.

“Está el problema del narco, que tiene al país sumido en la violencia. Es una situación muy conflictiva, la mezcla del narcopoder, de paramilitares y de terrorismo de Estado; por eso es tiempo de la organización de los movimientos sociales. Tenemos el ejemplo de las asambleas populares, en que confluyen maestros, colonos, intelectuales, estudiantes, amas de casa e indígenas, entre otros. Esto es una respuesta a la coyuntura.”

Aguilar, quien militó en Vanguardias Armadas del Pueblo y el grupo Los Guajiros, precisó que la situación de México es “muy complicada, estamos inmersos en un cruel enfrentamiento entre grandes poderes económicos y políticos, con gran despliegue de armamento y violencia. Se experimenta una nueva forma de terrorismo de Estado enfrentado al terrorismo del narcopoder, que también está incrustado en el Estado”.

Señaló que de manera paralela "nuestra economía está estancada, hay un retroceso de los beneficios sociales, están desmantelando a los sindicatos, estamos perdiendo la suficiencia alimentaria. Se ha incrementado la cifra de pobres y en los jóvenes existe desaliento por carecer de un horizonte atractivo y seguro por la falta de ideales y principios, por la corrupción y la impunidad reinantes."

Carlos Perzabal, ex militante de la Unión del Pueblo, comentó que "estamos en una crisis estructural, política y económica". Además, "los partidos políticos no representan los intereses sociales" y "las políticas que se imponen son contra la nación."

Criticó que las autoridades "estén entregando el territorio" y que "haya una distribución desfavorable del ingreso", por lo cual dijo que "es válido organizarse y responder en todas las formas."

José Luis Moreno Borbolla, ex integrante de la Liga Comunista 23 de Septiembre, consideró que "hoy los movimientos armados en el país están en hibernación, no hay accionar, como en los años 60, 70 y 80, pero en este momento es difícil que un movimiento armado pueda ser la salida." Precisó que ésta, "estaría en un movimiento social que ponga al grupo en el poder contra la pared."

Apuntó que el surgimiento de policías comunitarias en los estados más afectados por el narco son expresiones diferentes a las guerrillas de hace décadas, y responden a los procesos de violencia y al alejamiento del gobierno de su responsabilidad de brindar seguridad. "Una cosa diferente es que te defiendas porque te están matando", aclaró.

El maestro normalista Teodoro Palomino, quien fue parte de Unión del Pueblo, dijo que algunas condiciones que dieron origen a los movimientos armados están reavivándose, entre ellas citó al terrorismo de Estado como fuente de las prácticas de desaparición y aniquilamiento de todo lo disidente.

ver màs:
http://www.jornada.unam.mx/2015/07/19/politica/010n1pol