viernes, 14 de agosto de 2015

Chiapas, México. Ya se mira el horizonte: tres generaciones de niños y niñas zapatistas


SubVersiones
Colaboración/13 agosto, 2015
Por Eliud Torres
El presente estudio es una sucinta revisión reflexiva sobre algunas experiencias históricas donde el actor central son los niños y las niñas zapatistas. Se resalta la importancia del acompañamiento adulto y la participación política de la niñez como integrantes plenos de pueblos y comunidades en lucha, movimientos sociales y organizaciones políticas.

Este texto se fue gestando hace dos años, a la luz del desarrollo del Seminario «20 años de la rebelión zapatista» sucedido durante el año 2013 en la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco. Se conformó de diversas sesiones temáticas relacionadas con la tierra y territorio, la educación, la salud, la economía y cooperativas, el género, la autonomía y, por supuesto, los niños y jóvenes en la travesía del zapatismo. Algunas ponencias ahí presentadas fueron publicadas en la Revista Argumentos, Número 73, A 20 años de la rebelión zapatista: autonomía es vida, sumisión es muerte.

A propósito del semillero El pensamiento crítico frente a la hidra capitalista convocado por los zapatistas y realizado durante el mes de mayo del 2015 en el CIDECI, el presente documento cobra especial relevancia, pues en diversas participaciones durante el seminario se habló no de tres, sino de cinco generaciones de zapatistas.

En la sesión vespertina del martes 5 de mayo, el SupGaleano narró que la lucha de los pueblos zapatistas puede resumirse en que se está trabajando para construirles a niños y niñas una opción: «Nosotros queremos construirles a los niños y niñas zapatistas la opción para que puedan elegir ser una cosa u otra». Al día siguiente, en la sesión vespertina del miércoles 6 de mayo las mujeres zapatistas hablaron de la genealogía de su lucha, como mujeres, como indígenas y como zapatistas, tres generaciones de zapatistas hablaron en la voz de las comandantas Miriam, Rosalinda y Dalia, así como de la compañera base de apoyo Lizbeth y la compañera escucha Selena.

En dicha sesión, el SupGaleano ha puntualizado: «Faltan en esta mesa al menos otras dos generaciones, la una debe andar entre los 12 y 15 años y son las que luego serán promotoras de educación o salud, o escuchas, o Tercios Compas o insurgentas; hay otra generación más, las niñas zapatistas que andarán rondando los ocho años, Defensa zapatista, es la niña rebelde que sintetiza cuatro generaciones de lucha y que es al menos por ahora impredecible».

ver más:
http://subversiones.org/archivos/117457