CAPITALISMO

CNI

CNI

viernes, 25 de septiembre de 2015

México. Urge un frente nacional normalista



Partido Obrero Socialista
El Socialista 378
septiembre 25, 2015
La tarea actual y urgente del normalismo es crear un organismo que aglutine a nivel nacional a todos los normalistas, y de ser posible, al estudiantado en general, para frenar la contrarreforma educativa.

Se han dado multitudinarias manifestaciones de estudiantes normalistas en distintos estados.
Desgraciadamente, hemos sido incapaces de aglutinar el descontento a nivel nacional en un frente que retome las demandas fundamentales del normalismo.

El ataque del Estado es a nivel nacional y tal parece que los estudiantes no han podido comprenderlo, la necesidad del gobierno por mantenernos separados es por el miedo a que se les oponga una fuerza de igual o mayor intensidad que la del Politécnico del ano pasado que logro sacar a las calles a más de 50,000 estudiantes.

Las condiciones de lucha para el sector normalista no son parejas a lo largo y ancho del país pues al parecer los únicos estados que hasta hace un ano pudieron obtener la plaza al egresar fueron Oaxaca, Michoacán y Guerrero.

El caso del estado de Chiapas es mucho más preocupante, en esta entidad desde hace ya más de una década se lleva a cabo la entrega de plazas mediante concursos de oposición debido a un decreto estatal. Este ejemplo es muy importante porque nos deja ver que en los estados donde el gobierno no encuentra resistencia somete fácilmente al sector estudiantil.

Se ha intentado crear una coordinadora a nivel nacional.

La Coordinadora Nacional de Escuelas Normales es un proyecto para satisfacer una necesidad del estudiantado. Para nuestra sorpresa, Oaxaca se muestra ajena a esta organización. El hermetismo de nuestra Coordinadora Estatal es debido a la relación paternalista que mantiene con la Sección 22 del magisterio, ya que los dirigentes estudiantiles ven innecesaria la conformación de este frente porque les bastaba con que el sindicato participara en sus negociaciones con el IEEPO para conseguir las plazas automáticas. Pero el viejo IEEPO ya se acabo y ahora la única solución es luchar.

Se trata de movilizar a los estudiantes en defensa del normalismo, reivindicar la lucha normalista como una lucha legitima por la defensa del derecho a un trabajo y exigir mejor atención a estas escuelas que desde hace mucho tiempo han sido abandonadas. La dirección estudiantil debe de agitar y entusiasmar a las bases para llevar la lucha al plano nacional mediante brigaderos, foros y constantes campanas de información.

¿Es inevitable la reforma educativa?

Algunos profesores que imparten clases en las escuelas Normales creen que la “Reforma educativa” es imparable y que no queda más que preparar a sus alumnos para las evaluaciones. Según ellos, hay que olvidarse de que los estudiantes normalistas eran acreedores automáticamente a una plaza al egresar. Con su conducta derrotista pretenden bajar los ánimos a los estudiantes en la lucha por oponerse al examen punitivo.

De acuerdo con la Asamblea estatal del sindicato magisterial, los profesores deben de citar a asambleas de padres de familia para informarles sobre el contenido anti laboral y contra la educación gratuita que tiene la “reforma”. Sin embargo, no lo hicieron el 24 de agosto en el Centro Regional de Educación Normal de Oaxaca. Incluso se opusieron a que el comite estudiantil lo hiciera. Afortunadamente los estudiantes pudimos reunir a los padres de familia una vez acabada la reunión con los directivos y se les dio una breve charla.

Pero el golpe ya está dado: se viene el cobro de cuotas de inscripción a los que estudiamos en la Normal, a pesar de que se había tomado el acuerdo de no realizar este tipo de cobros en las escuelas públicas pues la Ley General de Educación en su artículo 6 dice que no deben ser obligatorias. A los compañeros de nuevo ingreso se les cobro $2,500 de inscripción + $700 de cuota por la expedición de la ficha, siendo un total de $3 mil 200. Este cobro emano del Colegio de Directivos así como el costo de la reinscripción de $800. Estos pagos laceran los bolsillos de la clase proletaria y socavan la educación gratuita.

Volvamos a los profesores de la Normal, a los derrotistas. En vez de jugar el papel de emancipadores llevan al matadero a sus educandos. Ellos pretenden crear una escuela Normal dedicada a “preparar” a los normalistas para poder acreditar el examen de oposición. Dicen estar preocupados por mejorar el nivel educativo, pero, ¿por qué hasta ahora es cuando les entra la preocupación, pudiéndolo haber hecho antes? Es cierto que el nivel académico se encuentra por los suelos, pero esto no se solucionará presionando a los alumnos para que “estudien” y puedan presentar el examen.

Por otra parte, es contradictorio que los mismos que nos forman estén a favor de una herramienta “evaluativa” que ponen en tela de juicio precisamente esa formación. ¿Acaso reconocen que no hacen su trabajo de manera correcta y que es necesario otro filtro para que las autoridades se cercioren de que somos idóneos para estar frente a grupo? ¿No era de suponerse que al egresar de una Normal ya estamos preparados para ejercer la labor docente?

ver más:
http://pos.org.mx/?p=11236