EL SOCIALISTA 389

lunes, 5 de octubre de 2015

Ciudad de México. 2 de octubre: las demandas no se cumplen, la violencia policiaca se repite

Saldo preliminar de la jornada del 2 de octubre de 2015:

Detenidos:

1. Bryan Martínez López (ENP 5, menor de edad)
2. Sebastián Vasquez (CCH vallejo, 16 años)
3. Oscar Eduardo García (16 años)
4. E. G. (Coacalco) (16 años)
5. Mariana Sánchez Santos (21 años)
6. Sergio Israel Ladrón de Guevara Palmerín (35 años)



SubVersiones
Colaboración/4 octubre, 2015
Texto de José Luis Santillán y Heriberto Paredes
Fotografías de Amaranta Marentes, Aurea Itandehui, Elis Monroy, Heriberto Paredes, Jorge Luis Linares, José Luis Santillán y R. Rahal.

La ratonera estaba armada
El Centro Histórico de la Ciudad de México lucia hermético, las calles blindadas y de acuerdo a los testimonios de los locatarios de la calle 5 de Mayo: «Pasaron desde la mañana, de todo policías y civiles en carros nos dijeron que ellos no iban a estar, que si no cerrábamos era bajo nuestra responsabilidad. ¿Qué hacíamos?».

Las calles eran una ratonera disfrazada de blindaje a los bancos, edificios gubernamentales y centros comerciales de prestigiadas marcas. Sin embargo el operativo policial, definió perfectamente estos blindajes, de modo que sólo quedaron, pequeñas, muy pequeñas salidas. Faltaba el pretexto, que cómodamente les llegó hasta ellos, para que pusieran en práctica los ejercicios tácticos realizados la noche del lunes 29 de septiembre en la avenida Juárez esquina con el Eje Central Lázaro Cárdenas.

El gas pimienta utilizado por la policía federal –que afectó no sólo a quienes los confrontaron si no que también a los vecinos de cuadras aledañas que salían de sus casas con los ojos irritados y buscando ayuda– es un poderoso agente químico que causa una intensa y debilitante sensación de ardor temporal, provoca inflamación de todas las membranas mucosas de los ojos, la nariz, la boca y los pulmones, cierra los ojos de golpe por el ardor intenso y por lo tanto produce ceguera temporal, los efectos pueden durar de 30 minutos a 2 horas.

Las burdas y violentas acciones de la policía
A lo largo de toda la manifestación, una extraña sensación se percibió entre los distintos contingentes: algo de incertidumbre pesaba, la manifestación del 26 de septiembre pasado fue una gran movilización, sin mayores contratiempos que los originados por la policía capitalina casi al final de la columna de manifestantes.

Pero en esta ocasión, con un número menor de asistentes (entre 5000 y 7000) se esperaba episodios de violencia. Desde hace ya varios años cada 2 de octubre la policía capitalina busca las formas para detener personas, agredir y reprimir. Desafortunadamente esta ocasión no fue la excepción y al término del acto y después de que se suscitaran algunas refriegas a un costado de Palacio Nacional, policías antimotines y federales se dedicaron a cercar las calles aledañas al Zócalo para detener a personas que transitaban pacíficamente. Menores de edad, jóvenes estudiantes y peatones fueron golpeados o detenidos, este es el saldo de la estrategia policial de contención de multitudes.

Saldo preliminar de la jornada del 2 de octubre de 2015:

Detenidos:

1. Bryan Martínez López (ENP 5, menor de edad)
2. Sebastián Vasquez (CCH vallejo, 16 años)
3. Oscar Eduardo García (16 años)
4. E. G. (Coacalco) (16 años)
5. Mariana Sánchez Santos (21 años)
6. Sergio Israel Ladrón de Guevara Palmerín (35 años)

Se anuncia que serán remitidos a la Fiscalía/Delegación de Cuauhtémoc y la CDHDF reporta que ya tuvo contacto con 2. Hay que resaltar que, contrario al anuncio de la mañana, se movilizaron a 4, 500 policías y en fotografías consta que al menos los que pusieron en práctica las detenciones eran policías federales.

También hay videos de policía auxiliar participando en encapsulamientos. (Información de Colectivo Áncora, Contra la Represión). Hasta el momento, se reportan algunas detenciones durante el repliegue de granaderos en el Zócalo y puntos específicos del Centro Histórico. La Cruz Roja Mexicana informó que 35 personas intoxicadas por inhalación de gas lacrimógeno fueron atendidas por 20 ambulancias y 60 paramédicos que estaban en la zona. Nadie fue hospitalizado.

Granaderos golpearon al periodista Adrián Rocha, quien resultó herido y con contusiones sobre la calle de Madero. El grupo Marabunta logró liberar de un intento de detención a un menor de edad de 14 años quien también sufrió colapsos y ahora está siendo atendido de urgencia. Sin embargo, otro joven que se identificó en los medios libres y solidarios como Óscar Eduardo de 16 años, fue subido a una patrulla, se desconoce su paradero. Se registra también un detenido enfrente del Palacio de Bellas Artes tras un encapsulamiento selectivo, integrantes de esta organización lograron grabar el momento en que lo encapsulan.

En Oaxaca se reportaron 52 detenidos, 12 de ellos están en el cuartel de San Bartolo y 3 en la Policía Municipal, poco a poco se ha ido conociendo el paradero del resto de los manifestantes detenidos aunque aún falta por rastrear por completo a los detenidos.

¿A qué están dirigidas las estrategias de la Secretaría de Seguridad Pública? ¿Cuál es el objetivo de llevar los entrenamientos de la policía a las calles? ¿Acaso se reeditan las estrategias de la dictadura chilena con esas nuevas grabaciones que aparentemente promueven la libre manifestación y el diálogo mientras la policía detiene arbitrariamente a quien pasa cerca de ellos?
 
Colofón

A 47 años de la represión sufrida aquel miércoles 2 de octubre de 1968, el símbolo no ha cambiado: la respuesta ante las demandas estudiantiles, campesinas, obreras y cualquier índole es siempre la bota y el garrote, los gases lacrimógenos, la desaparición forzada y la muerte. En aquellos tiempos en que la juventud se movilizaba por condiciones mínimas para mejorar la vida en el país, una masacre como la de la plaza de las Tres Culturas marcó de un tajo al país completo. Ahora, siguiendo muchos de los rumores que se escuchan en las manifestaciones, tal vez la desaparición forzada de los 43 normalistas sea nuestra ruptura y nuestro punto de quiebre. De nosotros depende que permitamos la reedición de estos episodios o el cambio definitivo del rumbo del país.

ver más:
http://subversiones.org/archivos/119003