jueves, 15 de octubre de 2015

Guerrero, México. 500 años de resistencia Indígena

Indígenas fundadores del Concejo Guerrerense 500 Años de Resistencia Indígena, llaman a consensar el rumbo de un nuevo movimiento indígena en el estado


SubVersiones
Colaboración/14 octubre, 2015
Por José Luis Santillán
Los pueblos originarios del estado de Guerrero mantienen una larga lucha por sus territorios y recursos naturales, uno de los ejemplos recientes de esto es el Concejo de Pueblos Nahuas del Alto Balsas (CPNAB), que en 1991 fue uno de los primeros en enfrentar las políticas neoliberales y de despojo, su lucha fue contra el proyecto de la Presa Hidroeléctrica San Juan Tetelcingo (PHSJT), batalla ganada que ahora sirve de ejemplo a muchos jóvenes para continuar defendiendo sus comunidades nahuas. Dentro de las distintas geografías guerrerenses han nacido procesos de organización y lucha, en este marco nace el Concejo Guerrerense 500 Años de Resistencia Indígena, Negra y Popular que pudo articular a varias organizaciones para dar fuerza el movimiento indígena del estado.

Este 12 de octubre, a 523 años de la guerra de exterminio contra los pueblos originarios del país, fundadores del Consejo Guerrerense 500 años, citaron en la ciudad de Chilpancingo a conferencia de prensa para brindar su palabra este día, reconocido por ellos como de la dignidad y la resistencia indígena, aún y cuando en los libros de texto se le diga Día de la Raza y en los teléfonos celulares de origen español, aparezca en el calendario como Día de la Hispanidad, explicaron. Realizaron un llamamiento a los líderes, organizaciones, pueblos y migrantes en las ciudades que son indígenas y afrodescendientes, a 523 años de la invasión que truncó el desarrollo apacible de los pueblos originarios. Dicha invasión, a través de la destrucción, la rapiña y la muerte logró extraer las riquezas de sus tierras y territorios, a través del sometimiento forzoso de los pueblos, señalaron.

Acusaron que desde entonces, a través de las armas, la injusticia y la opresión, se han logrado someter a los pueblos indígenas, con saña y sangre, se han logrado destruir las rebeliones que nunca han dejado de brotar, como parte de su espíritu indomable. Reivindicaron las luchas de los yaquis en Sonora, del negro yanga en Veracruz, de los nunca conquistados yopes de Guerrero, la enorme entrega del nahua Emiliano Zapata.

ver más:
http://subversiones.org/archivos/119288