CNI

CNI

miércoles, 24 de febrero de 2016

México. Advierten que hay más de 350 autodefensas michoacanos que siguen detenidos



PROCESO.COM.MX
POR LA REDACCIÓN
24 FEBRERO, 2016
MORELIA, Mich. (apro).- Tres años después de haber iniciado la conformación de grupos de autodefensa para hacerle frente al cártel de Los Caballeros Templarios, alrededor de 350 civiles continúan presos en distintas cárceles del país.

El movimiento inició el 24 de febrero de 2013 en los municipios calentanos de Buena Vista y Tepalcatepec, donde decenas de personas se organizaron bajo el mando de Estanislao Beltrán, Papá Pitufo, y José Manuel Mireles Valverde, quien se encuentra detenido desde el 27 de junio de 2014, acusado de posesión de armas, cartuchos y drogas.

Al igual que Mireles, su hermana Virginia Mireles Valverde estimó que aproximadamente otros 350 civiles que se integraron a los grupos de autodefensa para frenar a la delincuencia organizada se encuentran encarcelados por haber utilizado armas de uso exclusivo de las fuerzas armadas.

De acuerdo con Virginia, cuando en 2013 se enteró de que su hermano había integrado un grupo de autodefensas, le dio mucho miedo, “pero después, viendo todo el progreso y todo lo que estaban generado a las familias, que era seguridad, que era disminuir las muertes, los secuestros o el pago de piso, pues empecé a sentir mucho orgullo y mucho respeto por todas esas personas que se enfrentaron y rompieron el miedo”, precisó en entrevista con el portal SinEmbargo.

Y si bien las condiciones cambiaron en esos tres años, la inseguridad aún campea en algunos municipios de la entidad, en particular en la Ciénega de Chapala, donde existe el riesgo de levantamientos civiles por la incesante actividad de los criminales que se disputan las plazas, pese a la presencia de fuerzas federales.

En días pasados la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dio a conocer un informe en el que se refirió a los grupos de autodefensa en Michoacán, y detalló que tomaron las armas “ante la inseguridad y violencia que imperaba en esas comunidades, producto de un actuar impune por parte de los integrantes de un grupo de la delincuencia organizada conocido como Los Caballeros Templarios, y la omisión de las autoridades en garantizar la seguridad pública”.

La CNDH precisó que a finales de 2013 el fenómeno cobró auge cuando algunos de estos grupos armados avanzaron a otras localidades hasta tener presencia en 33 de los 113 municipios michoacanos durante los primeros meses de 2014.

Durante tres años hubo diversos enfrentamientos que cobraron varias vidas; sumado a eso, el Estado comenzó una “cacería” contra los líderes, y con ello hubo detenciones y acusaciones por parte de funcionarios de seguridad nacional, apuntó.

Posteriormente, en mayo de 2014, se creó la Fuerza Rural Estatal como un cuerpo de la Secretaría de Seguridad Pública y se inició el proceso de transición a la legalidad de esas organizaciones ciudadanas.

ver más:
http://www.proceso.com.mx/431253/mas-de-350-autodefensas-siguen-detenidos-en-carceles-del-pais