EL SOCIALISTA 389

CRAC-PC

CRAC-PC

sábado, 12 de marzo de 2016

Chiapas, México. Celebración de la memoria en resistencia a 22 años de la comunidad 5 de marzo

Entrevista realizada a Silvia Pérez, integrante de la comunidad 5 de marzo en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, durante los festejos por el 22 aniversario de la recuperación de esas tierras a raíz del levantamiento zapatista. Pese a que ahora se trabaja como una organización pequeña dentro de una comunidad de 459 familias, la fuerza en las voces de reclamo por justicia, cobijado por la solidaridad y alegría de la celebración, se dirigen contra los hostigamientos recientes a través de la imposición de las altas tarifas eléctricas y las extorsiones realizadas por grupos inmobiliarios que pretenden desalojar a los pueblos que allí habitan.
Comunidad 5 de marzo, San Cristóbal de las Casas, Chiapas


SubVersiones
Por Aldo Santiago/12 marzo, 2016
Yo vine el 29 de noviembre de 1994. No había muchas casitas y las primeras casitas se iniciaron con cuatro maderitas y nylon. Y nos costó mucho porque pues no teníamos para comer, para salir a trabajar; no salíamos a trabajar porque supuestamente decían que iban a entrar los ganaderos y cuidabamos estas tierras de día y de noche.

Ora sí que aguantábamos hambre, desvelos para poder estar en esta santa tierra.

Teníamos que salir también de madrugada, a las tres de la mañana, para hacer guardias, que no entrara nadie. Hacíamos guardias, si nos tocaba salir a las 12 de la noche entrábamos a las tres de la mañana. No podíamos salir a trabajar, aquí estábamos siempre cuidando las tierras, para que no nos entraran a sacar… y así se fue fundando, vinieron otras personas y vinieron y vinieron, porque todo esto estaba limpio, no tenía nada. Fue en el 94 cuando murieron muchos compañeros del EZLN derramaron sus sangre aquí. Por eso las tierras fueron recuperadas, se recuperaron en ese momento en que cayeron muchos y la sangre fue derramada por ellos, por eso es que estamos aquí luchando.

Y después se fundó la capillita, se fue fundando, pero colectivamente; después se inició con la escuela también. El preescolar también colectivamente, ahí colaborabamos. Los postes de energía eléctrica los pusimos nostros, el agua también, en colectivo trabajamos y ahora vienen otros y nos lo quieren quitar. Después se fue dando lo de los partidos políticos, los representantes entraban y salían y fue cuando nos empezaron a cobrar muchas cooperaciones, pues la verdad no teníamos para dar en ese tiempo. Y sufrimos mucho. Ya todos los que venían, se regresaban, vendían el terreno y se iban y entonces ya vino mucha gente que hoy en día, los que estamos anteriormente, pues ya nos quieren sacar.


El 20 de agosto se cortó la energía eléctrica y muchos compañeros quedaron sin energía eléctrica, entonces pues ya se volvió un gran problema, un gran negocio porque quieren que paguemos altas tarifas pero no tenemos. De 5 mil, de 40 mil, son muchas las cantidades de dinero y entonces los compañeros se quedaron sin luz muchos pues. Ahorita se ha hecho mucho conflicto porque nos están pidiendo 104 mil pesos para pagar y ahorita pues no tenemos esa cantidad de dinero. Dicen que mensual nos van a cobrar una cierta cantidad pero la verdad dónde vamos a encontrar si esta muy fuerte, a duras penas encontramos para comer. Yo digo, opino, pienso de que tenemos que organizarnos, tenemos que seguir el camino de la lucha para poder defendernos y de seguir defendiendo la madre tierra y yo les invitaria a mis compañeros que abran los ojos, que abran el corazón, que hagan un poco de conciencia…

Yo me gustaría invitar a mis compañeras, a mis compañeros, que no esten ciegos, que abran los ojos y abran su corazón, abran sus oídos para que podamos vencer al enemigo, porque sino ahora sí que nos va a tragar el mounstruo sino defendemos nuestros derechos que nos corresponden porque estas tierras son de nuestros antepasados ¿Caso son de él? Ni él no los compró para que nos lo revenda; no son de él, nosotros somos originarios de aquí, gracias a dios, de esta madre tierra de Chiapas. Somos chiapanecos.

Somos indígenas de Chiapas y no tienen ningún derecho de sacarnos. Oígame, sino le estamos pidiendo nada ni les estamos haciendo. Al contrario, es nuestra naturaleza quedarnos a defender y estamos defendiendo nuestros derechos, la naturaleza ¿Por qué se van a propiar de lo que no le corresponde? Lo que no es de él. De mi parte seguiré el camino, seguiré respetando el camino de los hermanos caídos, de los hermanos muertos, que ora sí no fue un animalito que murió, fueron nuestros hermanos, nuestros verdaderos hermanos que por eso estamos disfrutando de esta santisima tierra. Yo de mi parte no voy a venderme, no me voy a rendir ni me voy a vender. Voy a seguir el camino, no me voy a rendir y no voy a vencer hasta que dios me diga, aquí quedaste, pero yo voy a seguir en la lucha por la autonomía, compartiendo mis palabras con los compañeros y compañeras que deseen escuchar para que así podamos vencer.

Prefiero morirme pero no recibir cosas que no me corresponden porque no voy a traicionar a mis hermanos, no voy a jugar con esa traición, ya vi que voy a estar en pie de lucha hasta la muerte. Yo pido al gobierno, al presidente Peña Nieto que ya basta de tanto atropello, basta de tantas muertes, que ya deje a los hermanos en paz, ya no queremos muertes, ya no queremos tantos secuestros, nuestros hermanos son luchadores no son rateros, no son como ellos, vendepatria. No queremos, ya basta de los atropellos, queremos justicia, no queremos tantas injusticias, queremos la paz, no queremos muerte.

ver más:
http://subversiones.org/archivos/121907