miércoles, 16 de marzo de 2016

Insumisión: Resistencia y Represión en México

Bienvenidos a la primera edición de “Insumisión”, una nueva columna regular en It’s Going Down, con noticias y análisis sobre las luchas y los movimientos sociales en el territorio conocido como México. Empecemos.



El Enemigo Común
Por Scott Campbell
Originalmente publicado en inglés en It’s Going Down
Published on March 7, 2016 in Acteal, Chiapas, Ciudad de Oaxaca, DF, Estado de Mexico, Guerrero, Istmo de Tehuantepec, Oaxaca
El miércoles pasado en la Ciudad de México, Yorch, un miembro de la Okupa Che, fue secuestrado por la policía en la última ronda de la represión enfrentada por el espacio autónomo y antiautoritario, okupado desde la huelga estudiantil de 1999-2000 en la Universidad Nacional Autónoma de México. La policía le sembró una mochila llena de drogas a Yorch, que ahora está cautivo en una prisión federal en Sonora. La mañana después de la detención, compañerxs bloquearon el acceso a la UNAM con basureros quemados. Y cócteles molotov fueron lanzados a las oficinas de Vigilancia de la UNAM y a patrullas. El clamor para desalojar la Okupa Che ha crecido de manera constante desde la detención de Yorch. El Okupa Che emitió un comunicado que llama a la solidaridad y a que la gente esté en alerta para responder a cualquier intento de desalojo.


El preso político anarquista Fernando Bárcenas (con quien se solidarizaron compañeros desde Tijuana a Bloomington a principios de este año) envió una carta abierta en solidaridad con Yorch, que dice en parte:

No es mi intensión enviar un mensaje de compasión o de lastima, pretendo por el contrario enviar un mensaje de guerra, de amor insurrecto y solidario… En las calles o en la cárcel, no nos queda nada más que seguir adelante hasta que todos estemos libres… Aunque en la marcha tropecemos con la muerte… Solidaridad incondicional y revolucionaria con el compa Yorch, prisionero de guerra…

Desde las montañas del sureste mexicano, los zapatistas lanzaron un frenesí de declaraciones la semana pasada. Las dos primeras contrastaron las condiciones en las comunidades partidistas con la situación en las comunidades zapatistas. Éstas fueron seguidas por un breve, y literal, “váyanse a la chingada” al consejo de la Judicatura mexicana tras la noticia que el estatuto de limitaciones había expirado por cargos de terrorismo, sedición, motín, rebelión, conspiración, etc., que el subcomandante Marcos enfrentó durante los últimos veinte años.

Una carta abierta del Subcomandante Galeano al periodista y escritor mexicano Juan Villoro Ruiz reflexiona sobre el papel del arte y la ciencia para efectuar el cambio, dando atención especial a la liberación de la mujer: “Así que si alguna vez me pidieran a mí, sombra fantasmal de nariz impertinente, que definiera el objetivo del zapatismo, diría: ‘hacer un mundo donde la mujer nazca y crezca sin miedo.’” Todas éstas fueron completadas por una breve declaración sobre los eventos públicos que los zapatistas llevarán a cabo en el año 2016, centrándose en las artes y ciencias.

El 16 de febrero marcó veinte años desde la firma de los Acuerdos de San Andrés entre el gobierno mexicano y el EZLN ––los cuales serían destripados en otra iniciativa aprobada por el Congreso. Una mirada superficial a la situación actual en Chiapas demuestra el desprecio total por parte del gobierno a la autodeterminación y la autonomía indígena.

El pueblo chol de Tila, en la selva chiapaneca, declaró su autonomía el 16 de diciembre del año pasado tras enfrentamientos con las autoridades locales, y anunció que el gobierno municipal ya no estaría permitido en su territorio. Varios grupos de derechos humanos emitieron una declaración advirtiendo a la posibilidad de represión del Estado como resulto de su declaración.

Unos días después, el 20 de diciembre, la comunidad indígena de San Isidro Los Laureles – adherentes a la Sexta Declaración del EZLN y miembros del Congreso Nacional Indígena, creado con el apoyo de los zapatistas – reclamó 200 hectáreas de sus tierras ancestrales. El mes pasado, los supuestos propietarios enviaron seis hombres fuertemente armados para pasar por sus tierras en vehículos, aumentando los temores de un posible ataque.

El pueblo tzotzil de Candelaria se está organizando en contra de la construcción de la supercarretera turística San Cristóbal-Palenque que cruzaría sus tierras ejidales, y además está trabajando con cada comunidad a lo largo de la ruta prevista para oponerse a la totalidad del proyecto. El pueblo emitió un comunicado denunciando “el Sistema Capitalista Neoliberal y Patriarcal” y, en particular, el Proyecto Mesoamérica (antes conocido como el Plan Puebla-Panamá) que busca crear un erial neoliberal desde el estado de Puebla hasta Panamá.

El 22 de febrero la organización de la Sociedad Civil Las Abejas, un grupo pacifista y religioso que apoya las demandas de los zapatistas, emitió un mensaje que reflexiona sobre los 18 y tantos años desde la matanza de 45 de sus miembros por paramilitares en Acteal: “No confiamos en las leyes que dictan los senadores y diputados porque no son en beneficio de la sociedad mexicana. Las leyes que dictan es en beneficio de los ricos criminales y los grandes empresarios explotadores de la madre tierra. Este día clamamos nuestro dolor y nuestras angustias porque la mayoría de los pueblos en lucha son perseguidos por ejércitos, son espiadas por los paramilitares. El gobierno busca la estrategia para acabar a los y a las defensores de los derechos humanos y los pueblos originarios.”

El municipio autónomo de Vicente Guerrero, también adherente a la Sexta Declaración, fue atacado en diciembre por grupos partidistas que destruyeron varias casas. Al mismo tiempo, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) cortó la luz y el agua de algunas familias. Nueve familias de 47 personas han sido desplazadas y están exigiendo un fin a la represión y el derecho de regresar a sus tierras en la zona de Shulvó.

Y en el pueblo zoque de Chicoasén, la comunidad está intensificando sus esfuerzos para detener una tercera presa hidroeléctrica que se construirá en sus tierras ejidales. Como resulto de su oposición, la mayoría de los miembros de la comunidad tienen órdenes de aprehensiónen su contra, a pesar de que casi todos ellos tienen más de 70 años de edad. El año pasado, la CFE y el gobierno detuvieron el abogado de la comunidad, encarcelándolo por tres meses con el cargo falso de motín.

En Campeche, la CFE está persiguiendo a los integrantesde la Resistencia Civil contra las Altas Tarifas de la Energía Eléctrica en Candelaria. Dos miembros tienen órdenes de aprehensión en su contra. En 2009, cinco de sus miembros fueron encarcelados bajo cargos falsos. Las tarifas eléctricas en México son frecuentemente exorbitantes y fluctúan con arbitrariedad.

Todo esto mientras que en Oaxaca, el gobierno, en complicidad con las multinacionales, sigue intentando desalojar a los indígenas de sus tierras para construir parques eólicos con el fin de proporcionar electricidad barata a empresas como Wal-Mart.

También en Oaxaca, el gobierno emitió tres nuevas órdenes de aprehensión, además de los 27 que ya existen, en contra de miembros del sindicato de maestros del estado, la Sección 22 de la CNTE. Sección 22, que tiene sus propios problemas internos de corrupción y el nepotismo, estuvo a la vanguardia de la rebelión de Oaxaca de 2006 y desde entonces ha luchado en contra de la privatización y estandarizacióndel sistema de educación. También han sido simpatizantes militantes de la lucha de Ayotzinapa, incluyendo acciones como un  boicot de las elecciones de 2015 en que irrumpieron e incendiaron una oficina del Instituto Nacional Electoral y quemaron las boletas. Cuatro miembros de la Comisión Política de la Sección 22 se encuentran actualmente en una prisión federal.

El 26 de febrero marcó 17 meses desde la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa y el asesinato de otras seis personas por la policía en Guerrero. Por primera vez en esos diecisiete meses, los padres de los normalistas se reunieron con uno de los jueces que presiden el caso, pero no antes de que su caravana de protesta fue atacado por la Policía Federal en Aguascalientes. Mientras tanto, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes que investiga las desapariciones denunció los diversos obstáculos que el gobierno mexicano ha puesto en marcha para impedir su investigación.

En otras noticias, SubVersionesha lanzado un documental de 50 minutos sobre la resistencia a un proyecto mineroen la comunidad nahua de Zacualpan en Colima. En el Estado de México, Venancio Queupumil Cabrera, un médico y activista chileno perseguidopor Pinochet fue asesinado en su clínica. En Puebla, las organizaciones están expresando su alarma por el aumento de violencia, en particular los feminicidios, después de que catorce mujeres fueron asesinadas en los dos primeros meses de 2016. La presa política Nestora Salgado, dirigente de la Policía Comunitaria en Olinalá, Guerrero, está en espera de un fallo del juez que podría ponerla en libertad en los próximos días.

Y por supuesto, el Papa estuvo en México el mes pasado. También en SubVersiones, Alejandro Amado señaló: “La visita de Jorge Mario Bergoglio, el Papa Francisco, ha dejado mucho que desear respecto a la coherencia de su discurso con la práctica. Dice estar del lado de los pobres pero asiste a ceremonias fastuosas con la primera línea de la corrupción en México, luego vienen los baños de pueblo… [En Morelia] el Papa Francisco calificó como ‘infantil culpar al Estado’ por la desaparición de los normalistas [de Ayotzinapa]. ‘Uno, dos, tres…’ inició el conteo un grito anónimo que fue secundado por gran parte de los presentes; la cuenta terminó en el número 43 y en la petición de oraciones por los estudiantes desaparecidos a manos de fuerzas del Estado desde septiembre de 2014.”

ver más:
http://elenemigocomun.net/es/2016/03/insumision-resistencia-represion-mexico/