CAPITALISMO

CNI

CNI

martes, 27 de septiembre de 2016

México. Ayotzinapa dos años: ¡Fue el Estado!

Marcha en la Ciudad de México, a dos años de la desaparición de los 43 normalistas. Foto: Benjamín Flores

PROCESO.COM.MX
POR ÁLVARO DELGADO
26 SEPTIEMBRE, 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Si el Estado oculta, destruye, desdeña, obstaculiza, manipula y fabrica evidencias de un hecho criminal que involucra a su aparato represivo, entonces la conclusión es una sola: Fue el Estado.

Y a dos años del asesinato de seis personas y la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en Iguala, Guerrero, no hay manera de no culpar de esta barbarie al Estado mexicano, cuya “verdad histórica” descansa en mentiras.

Fue el Estado aun con 130 involucrados en prisión, incluyendo el alcalde perredista José Luis Abarca y su esposa, María de los Angeles Pineda Villa, hermana de los supuestos líderes de Guerreros Unidos, el grupo criminal que habría recibido de policías municipales a los jóvenes que luego supuestamente ordenó incinerar en el basurero de Cocula.

Fue el Estado, porque el responsable de la investigación de la Procuraduría General de la República (PGR), Tomás Zerón de Lucio, en vez de ser sujeto a proceso por “sembrar” evidencias y someter a tortura a varios de los involucrados, dejó su cargo para ser protegido por su amigo Enrique Peña Nieto.

Fue el Estado porque, en lugar de llamarlos a testificar para esclarecer los hechos, la Presidencia de la República protege y solapa a mandos y tropa militares implicados, como el general Alejandro Saavedra Hernández, jefe de la 35 Zona Militar, de Chilpancingo, y el coronel José Rodríguez Pérez, comandante del 27 Batallón con sede en Iguala.

Fue el Estado porque, tras los hechos de Iguala, Saavedra Hernández fue ascendido de general brigadier a general de división, mientras que Rodríguez Pérez pasó de coronel a general de brigada.

Fue el Estado porque sólo eso explica el coro mediático para descalificar toda opinión que pone en entredicho la verdad oficial que involucra a autoridades federales, estatales y municipales, incluidas las militares que en Guerrero tienen una turbia historia.

Fue el Estado, porque desde las altas esferas del poder político, castrense y mediático se acosó y se expulsó del país al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) por derrumbar la “verdad histórica”.

Fue el Estado porque, consumada la desaparición, el gobierno de Peña Nieto redujo la barbarie a un asunto “local”, como lo definió el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien ahora en pos de su campaña presidencial se cuelga del dolor: “Ni olvido para las víctimas ni perdón para los culpables”.

Fue el Estado porque, pese al involucramiento del exgobernador Ángel Aguirre Rivero, mandos estatales y municipales policiacos como Huitzuco, donde Rubén Figueroa es el cacique, la autoridad federal ha sido omisa y encubridora.

Fue el Estado porque en Guerrero, el estado de la República donde el Ejército es el auténtico poder, en vez de disminuir, prospera la siembra, cosecha, procesamiento y distribución de mariguana y amapola.

Y mientras no aparezcan todos los 43 jóvenes de la Escuela Normal Isidro Burgos, mientras siga el encubrimiento, la conclusión seguirá siendo la misma: Fue el Estado.

La tragedia, lamentablemente, no es sólo de 43 muchachos y sus familias. Los desaparecidos se multiplican casi por 700: Hay en México, oficialmente, 27 mil 887 personas cuyos familiares no saben dónde están…

ver más:
http://www.proceso.com.mx/456484/ayotzinapa-dos-anos-fue