serviles

serviles
Carton de Rocha en Proceso.com.mx

jueves, 15 de septiembre de 2016

México. Crimen sin fin, crimen invisible: la desaparición forzada de migrantes

La desaparición forzada de un campesino chiapaneco revela la violencia sistemática que que ejerce el Instituto Nacional de Migración contra mexicanos y extranjeros. Por “equivocación”, 573 nacionales han sido detenidos por sus agentes



REVISTA CONTRALÍNEA
KAREN CARRILLO
septiembre 15, 2016 
Agentes de migración lo desaparecieron. Luego de 114 días de una intensa campaña llevada a cabo por la familia y organizaciones solidarias, el joven Maximiliano Gordillo Martínez fue localizado. “No desfallecer” en la búsqueda de los desaparecidos es la lección que se puede aprender, considera el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (Frayba).

El día de su partida se despertó muy temprano, con las ilusiones de alguien que sale por primera vez de su comunidad. Tomó su mochila y se despidió de su familia. El 7 de mayo pasado, Maximiliano dejó su casa en la comunidad Tzinil, del municipio de Socoltenango, Chiapas, y se dirigió a Comitán para tomar un autobús que lo llevaría a Playa del Carmen, Quintana Roo, para trabajar durante 6 meses como jornalero.

Un día después, el 8 de mayo, el amigo con el que viajaba llamó a la caseta de la comunidad para avisarle a Arturo Gordillo que su hijo había sido detenido por agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) en la caseta migratoria de Chablé, en Tabasco.

 “Vete tú y le avisas a mi papá que aquí me detenieron”, le contó llorando de pena al papá de Maximiliano y le dijo que se fue porque sintió miedo cuando el agente de migración lo amenazó: “Vete hijo de tu puta madre, es tu última oportunidad; si tú no te vas, te acusamos de pollero”.

Según el testimonio de su acompañante, los agentes de migración habían acusado a Maximiliano de ser un migrante guatemalteco por no cargar con una credencial de elector que comprobara su nacionalidad mexicana. Pese a que mostró su acta de nacimiento original y su Clave Única de Registro de Población (CURP), lo detuvieron bajo el argumento de que aquellos documentos que mostró eran falsos. Y junto con otras seis o siete personas más, lo bajaron del camión en el que viajaba.

El caso de Maximiliano no es excepcional: desde 2009 y hasta la fecha, el INM ha detenido, por “equivocación”, a 573 mexicanos que transitaban por el país, según información obtenida por Contralínea por medio de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública. Pero ha sido en los últimos 2 años cuando las detenciones se dispararon: de 90 mexicanos detenidos por migración en 2014, pasaron a 234 en 2015. Y, en lo que va de 2016, suman 164 los mexicanos que han sido retenidos y enviados a estaciones migratorias por “error”, según la respuesta del Instituto a la solicitud de información 0411100049516 presentada por este semanario.

Sin embargo, Maximiliano no fue enviado a una estación migratoria: fue desaparecido por agentes del INM. En los archivos oficiales no hubo registro de él desde la noche en que su amigo llamó para avisar que Migración lo había detenido. Maximiliano fue visto por última vez en la caseta de migración, lugar que compartía con aproximadamente otras 20 personas que también habían sido “aseguradas”.

Sus familiares interpusieron una denuncia el 13 de mayo, 6 días después, ante la Fiscalía Distrito Altos, en Chiapas, y se abrió la carpeta de investigación R.A.0750-078-0301-2016 por la desaparición forzada de Maximiliano a manos de agentes migratorios.

ver más:
http://www.contralinea.com.mx/archivo-revista/index.php/2016/09/15/crimen-sin-fin-crimen-invisible-la-desaparicion-forzada-de-migrantes/