EL SOCIALISTA 389

miércoles, 26 de octubre de 2016

Atenco, México. Hoy, como hace 15 años, la tierra no se vende, advierte en Atenco el FPDT

Continúa el uso de golpeadores, pero mantenemos la guardia, indican



La Jornada
René Ramón
Corresponsal
Domingo 23 de octubre de 2016, p. 13
San Salvador Atenco, Méx.
Integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) realizaron un acto político cultural para conmemorar el 15 aniversario del decreto de expropiación de 5 mil 400 hectáreas para la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

Como aquel lunes 22 de octubre de 2001, el principio se mantiene, la tierra no se vende, aseveró el líder del FPDT, Ignacio del Valle Miranda, quien lanzó un llamado a la unión de todas las luchas sociales del país.

Este sábado arribaron a la explanada de Atenco representantes de agrupaciones de los municipios de la región de Texcoco, así como Heriberto Salas, Martha Pérez, Adán Espinosa, Trinidad Ramírez y demás integrantes del FPDT que hace 15 años bloquearon carreteras y marcharon hasta la Ciudad de México.

Su lucha logró que el gobierno de Vicente Fox derogara el decreto de expropiación del 22 de octubre de 2001 y el proyecto se frenó cinco años, hasta que se reactivó en 2006 con la compra discreta de parcelas.

Luego del decreto fallido, el 3 y 4 de mayo de 2006 unos 3 mil policías ingresaron a San Salvador Atenco para detener a los dirigentes del FPDT y a un centenar de habitantes.

Entonces cambió la estrategia y mientras los dirigentes estuvieron presos durante cuatro años, el gobierno, a través de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), empezó a comprar las tierras que Fox no pudo expropiar.

Hoy nos siguen madreando, aseveró América del Valle, quien se mantuvo escondida por meses tras los hechos violentos.

Adán Espinosa aseguró que es difícil aguantar la rabia, porque la estrategia represiva se mantiene. Afirmó que el gobierno continúa financiando a los provocadores, también habitantes de Atenco; el propósito es desestabilizar la lucha del FPDT y provocar una disputa entre los pobladores.

A la par del uso de golpeadores para alejar a los campesinos de las tierras donde están las obras del aeropuerto, las empresas concesionarias siguen con las obras a pesar de los amparos federales, explicó Ignacio del Valle.

Ante esto continuamos resistiendo a través de los amparos y de lo que sea necesario, y por ello, insistió: no hemos bajado la guardia y mantenemos la línea, la hermandad con las demás luchas sociales.

En 2012, el gobierno de Enrique Peña Nieto retomó el proyecto de construcción del NAICM. A 15 años, las obras se realizan en los terrenos federales y en las tierras de cultivo que la Conagua compró, entre 2006 y 2012, a ejidatarios de Atenco, Texcoco y Chimalhuacán.

ver más:
http://www.jornada.unam.mx/2016/10/23/politica/013n1pol