CAPITALISMO

CNI

CNI

lunes, 22 de mayo de 2017

México. En Amilcingo ganó la dignidad



RADIO ZAPATISTA
22 de mayo 2017
Por Desinformemonos.- El 6 de marzo de 2016, la comunidad indígena de Amilcingo, cansada de los partidos políticos y los caciques que más de diez años los usaron al pueblo para conservar el poder,  decidió en asamblea general comunitaria,  regresar al sistema de elección y gobierno por usos y costumbres.

En el sistema de usos y costumbres no hay campañas políticas, la comunidad es quien discute y analiza quien puede ser su próxima autoridad porque haya demostrado honestidad, trabajo y vocación de servicio al pueblo.

El municipio de Temoac, Morelos pretendió hacer caso omiso de la decisión de la Asamblea general comunitaria y,  aunque es un derecho reconocido en el Artículo 2 Constitucional “elegir de acuerdo a sus normas, procedimientos y prácticas tradicionales a las autoridades para el ejercicio de sus formas de gobierno”.  Con el argumento de “que los usos y costumbre son cosa del pasado y solo se usan para el día de muertos”, intentó instalar urnas en la comunidad el 18 de marzo de 2016.  La comunidad se reunió para impedir la violación de sus derechos.

Después de un año de conflicto, represión y violencia, finalmente,  el sábado 20 de mayo a las 9 horas, la población indígena de Amilcingo realizó su Asamblea general para elegir a sus autoridades por usos y costumbres y defender así su derecho a la libre autodeterminación. Las presiones a través de la imposición de la presencia de policía en el lugar no se hizo esperar.

Los resultados de la Asamblea fueron contundentes, en Amilcingo ganó la dignidad:  651 votos del pueblo contra 350 del cacicazgo político. En tierras zapatistas el pueblo manda señaló la comunidad de Amilcingo

Amilcingo exige respeto a sus usos y costumbres

Por Agencia SubVersiones.- El pasado martes 16 de mayo de 2017, habitantes de Amilcingo, Morelos dieron una conferencia de prensa para denunciar las imposiciones en la elección de ayudantes municipales que ha cometido el ayuntamiento priista de Temoac y las autoridades electorales, faltando al respeto de los usos y costumbres de esta comunidad indígena.

Para los pueblos indígenas que conforman el municipio de Temoac —Amilcingo, Huazulco, Popotlán y Temoac—, la autonomía municipal y la libre determinación están ligadas a las luchas sociales que sucedieron en la región en la década de 1970, impulsadas por un joven maestro normalista de Amilcingo llamado Vinh Flores Laureano, que resultaron en la creación de la Normal Rural para mujeres en Amilcingo, el Centro de Estudios Técnico Agropecuarios 39 en Temoac y la Unión de Ejidos Emiliano Zapata. En 1976, ante el cacicazgo económico y político que ejercía el PRI desde la cabecera municipal, dichos pueblos decidieron separarse del municipio de Zacualpan de Amilpas y conformar el municipio libre de Temoac en asamblea general por usos y costumbres, que fue reconocido oficialmente el 17 de marzo de 1977.

Con el paso de los años, los partidos y las elecciones por urnas fueron entrando de nuevo al municipio. Ahora, la lucha de resistencia y rebeldía que Amilcingo ha emprendido llevó a la comunidad a regresar, hace más de un año, a la elección de sus autoridades por usos y costumbres mediante asamblea general comunitaria. Sin embargo, la alcaldesa priista del municipio de Temoac, Edith Cornejo Barreto, y el Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (IMPEPAC), avalados por el Tribunal Estatal Electoral (TEE), pretenden imponer condiciones en la elección de ayudantes municipales, como el uso de credenciales de elector y la presencia de la fuerza pública en el pueblo durante la asamblea, violentando la libre determinación y los usos y costumbres de la comunidad indígena de Amilcingo. Eliezer Zamora, habitante de Amilcingo, durante la conferencia de prensa expresó:

Queremos el respeto del IMPEPAC, que nos respete como pueblo indígena que somos; que nos respete el Tribunal Electoral, como pueblo indígena que somos, como así la Secretaría de Gobierno también queremos que nos respete, que no pretenda mandar fuerza pública, ya que en nuestros nombramientos de ayudantes municipales nunca hemos requerido del IMPEPAC, del Tribunal o de la fuerza pública. Siempre que hemos nombrado, lo hemos hecho de acuerdo a nuestros usos y costumbres.

En Amilcingo los partidos políticos no tienen credibilidad, por eso el pueblo ha decidido que sea la asamblea comunitaria quien decida sobre el modo de elección y el nombramiento de autoridades y representantes. El pasado 5 de marzo, el pueblo de Amilcingo eligió a sus ayudantes municipales por usos y costumbres en asamblea comunitaria, escogiendo a un hombre y dos mujeres, con sus respectivos suplentes, para ejercer el cargo un año cada uno. Ya desde el 29 de febrero habían entregado un documento con más de 700 firmas al IMPEPAC, donde advertían que la elección se realizaría por usos y costumbres; sin embargo, el ayuntamiento de Temoac emitió una convocatoria para realizar la elección por medio de urnas y votos el 18 de marzo.

Ante esto, la comunidad de Amilcingo presentó una controversia ante el TEE, el cual terminó reconociendo —después de un peritaje antropológico realizado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH)— su derecho como pueblo indígena a elegir autoridades por usos y costumbres, en asamblea comunitaria, a mano alzada, sin intervención de las autoridades del ayuntamiento de Temoac, aunque determinó que éste tendría que convocar de nuevo a la elección de ayudantes municipales.

Aunque el dictamen otorgaba 20 días hábiles al gobierno municipal para emitir la convocatoria, el ayuntamiento de Temoac no lo hizo sino hasta el 3 de abril, cuando anunciaron que la elección sería el 6 de abril y contaría con la presencia de la policía municipal. Durante ese tiempo, la alcaldesa priista Edith Cornejo utilizó la estructura municipal para repartir apoyos, programas y promesas a cambio del voto por su grupo.

El peritaje antropológico del INAH, además de confirmar los derechos de libre determinación del pueblo indígena de Amilcingo, demostró también que existe un cacicazgo vinculado al PRI y dirigido por Humberto Sandoval, secretario general de la Central Campesina Cardenista que ha impedido por más de cuatro años que la comunidad tenga reconocida su autoridad por usos y costumbres. Ahora que por fin hay posibilidad de llevar a cabo la elección, la comunidad de Amilcingo pide las garantías de que no vaya a haber fuerza pública o agresiones.

La comunidad sólo quiere ejercer su libre determinación para elegir a sus autoridades en paz, pero el ayuntamiento está imponiendo la policía en la elección para defender sus propios intereses, dicen los habitantes de Amilcingo. Nunca se ha visto eso en la comunidad, nunca se ha necesitado el uso de la fuerza pública en las elecciones por usos y costumbres. La policía sólo va a provocar, quieren meter la fuerza pública sólo para intimidarnos, comentan pobladores. Por eso, la comunidad exigió condiciones para la asamblea general comunitaria que se llevará a cabo hoy sábado 20 de mayo a las 9:00 de la mañana, y en la que habrá observadores tanto de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), además de que será transmitida en vivo por el Frente de Pueblos Morelos-Puebla-Tlaxcala, por la Radio Comunitaria Amiltzinko y otros medios libres.

(Videos vía Cholollan Radio Comunitaria y Agencia SubVersiones)

ver más:
http://radiozapatista.org/?cat=183