EL SOCIALISTA 389

CRAC-PC

CRAC-PC

viernes, 19 de mayo de 2017

México. Manifiesto ¡No a la Reforma en Salud! ¡La Salud es un derecho, no una mercancía!

A los derechohabientes y usuarios de los servicios de salud
A las y los Trabajadores




COORDINADORA NACIONAL EN DEFENSA DE LA SALUD Y DE LA SEGURIDAD SOCIAL
Primero de mayo 2017
Nosotras y nosotros, trabajadores de las instituciones públicas de salud, IMSS, ISSSTE, SSA, derechohabientes y usuarios, vivimos día a día las consecuencias de un sistema de salud y de seguridad social desmantelado, saqueado y en crisis como consecuencia de las políticas intencionalmente impuestas desde hace más de 30 años por los diferentes gobiernos capitalistas neoliberales y por organismos financieros internacionales (Banco Mundial, OCDE, Fondo Monetario Internacional) consistentes en reducir los presupuestos destinados a salud y seguridad social, a través  del despojo de los fondos solidarios de jubilación y pensión, de precarizar las condiciones laborales, y de la corrupción, trasladando recursos públicos a manos de empresarios y entidades financieras.

Es frecuente la falta de medicamentos, desabasto de materiales e insumos tan básicos como jeringas y gasas, rezago en las consultas y cirugías hasta por meses, sobre explotación y falta de pagos a trabajadores de la salud, subcontratación e insuficiencia de personal médico, de enfermeras, de personal técnico y administrativo, con jornadas extenuantes de trabajo para el personal médico en formación, provocando el desgaste de la salud de las y los trabajadores, deslinde de las instituciones sobre la responsabilidad de la calidad de los servicios a costa de criminalizar el actuar médico, despojo de los fondos de pensión y jubilaciones, represión de los líderes sindicales charros contra las y los trabajadores que denuncian la difícil situación de los servicios de salud.

                                                     
     


Acabar con el sistema público e integral
El proyecto que en los últimos años han pretendido implantar denominado "universalidad de los servicios de salud", es una calca de la elaborada por la asociación empresarial Fundación Mexicana para la Salud (FUNSALUD), cuyos socios se han estado beneficiando con las millonarias transferencias de recursos públicos a través de la subrogación de servicios (laboratorios, diálisis, hemodiálisis, ambulancias, principalmente), y proximamente con la concesión del manejo de hospitales.

Esta "universalidad" sólo garantizará a la población ser atendida en un número reducido de enfermedades (Seguro Popular generalizado), perdiendo la clase trabajadora el derecho a una atención integral; otro de los grandes beneficiarios serán las aseguradoras privadas, quienes ansían ya el millonario negocio de vender seguros para la atención médica de segundo y tercer nivel.

Convierten así la atención médica y la seguridad social en mercancías, pierde el paciente y la seguridad social es individualizada para dejar de ser un derecho colectivo, reduciendo nuestros cuerpos y la salud en sí en meros objetos; es la negación de la vida digna, de lo que es básico para el ser humano, del auténtico derecho a la salud.


La Salud, un Derecho humano y universal
Nos enfrentamos en lo inmediato y más superficial con un gobierno cada vez más corrupto y dedicado al saqueo, y en lo más profundo,  con un sistema capitalista que ya no es capaz de ofrecer alternativas a la población para alcanzar su bienestar.

Consideramos que la Salud es un Derecho Universal y por tanto, no se le puede negar a ningun ser humano en cualquier parte ni circunstancia en que se encuentre. Tampoco es ético hacer negocio con la salud de un pueblo acosado por el hambre, la miseria, la falta de oportunidades de desarrollo y la falta de un trabajo estable y bien remunerado.

Dado lo anterior, creemos necesaria la suma de todos estos esfuerzos que intentan transformar el país y concretamente la salud, con una visión precisamente transformadora, no sólo de defensa y resistencia, sino generar ideas y propuestas que mejoren las condiciones generales del país y especificamente en el campo de la salud, rompiendo con esta visión individualista de supervivencia a costa de lo que sea, por un modelo de construcción colectiva del bien común basado en los principios de solidaridad, responsabilidad por el otro y por nuestro ambiente.

Dar esta batalla como individuos aislados haría fácil sucumbir ante el sistema, pero si intentamos converger y organizar, tendremos la capacidad de transformar.
En ese sentido es que buscamos que esta coordinación contribuya en lo posible en la generación de esa alternativa humana y solidaria.

La lucha por la salud y la seguridad social, debe ser una lucha del pueblo y para el pueblo,no se debe limitar al personal de la salud que van a ser afectados por las reformas a las instituciones, o a los académicos ilustrados de las problemáticas en salud, o a los estudiantes, hay que recordar que las reformas nos afectaran a todos como trabajadores o como usuarios de servicios, que la salud como un derecho es responsabilidad de individuos y comunidades, y que un objetivo principal debe ser llevar esta información hasta donde se pueda, para ayudar a construir la conciencia de que a todos corresponde la lucha por nuestra salud.


La lucha por la salud es de tod@s
Debe basarse en las experiencias de los movimientos sociales, y acompañarse de ellos. Esta lucha no está aislada de la defensa de los derechos laborales, de la educación, de los recursos energéticos, de la lucha por una vida digna.

La salud, por el contrario, es resultado de las condiciones de vida de las personas, de las formas en cómo se relacionan hombres y mujeres entre ellos y con sus trabajos, es por tanto la salud una necesidad colectiva de todas y todos.

Por ello, las y los trabajadores de la ciudad y el campo con conciencia de clase y organizados, tenemos claro que la situación de las condiciones de vida de la población no van a transformarse cambiando de gobernantes, echando a unos para permitir que lleguen otros si no cambiamos de raíz  la base que da sustento a la explotación, al despojo, a la miseria, al desprecio que es el sistema capitalista nacional e internacional.

Pero eso sólo será posible si en cada centro de trabajo y en cada colonia comenzamos a tomar conciencia de la magnitud del problema y nos organizamos.

Nos manifestamos por:
1.- El rechazo al proyecto presidencial de Reforma en Salud.
2.- Detener el desmantelamiento de la Seguridad Social.
3.- La mejoría inmediata de las condiciones laborales para las y los trabajadores de la salud, con basificación efectiva de los trabajadores de contrato temporal.
4.- Cese inmediato de la violencia con garantías para la seguridad de todas y todos los trabajadores de la salud, pasantes en servicio social, médicos internos de     pregrado y residentes de especialidad.
5.- Alto a la represión estatal y sindical contra las y los trabajadores de la salud en resistencia.

"Malditos aquellos que con sus palabras defienden al pueblo, pero con sus hechos los traicionan" Benito Juárez.

Nos pronunciamos en contra de la represión ejercida a las y los compañeros que de manera injustificada y autoritaria han sido separados de su trabajo por la autoridad, castigando así la labor de conciencia y organización que han realizado en defensa de los derechos laborales, de la salud y de laseguridad social. 
¡Por su reinstalación inmediata e incondicional!

ver más:
https://www.facebook.com/defensaludmexico/