domingo, 17 de junio de 2018

México. Movimiento magisterial chiapaneco: Una lucha contra la explotación, el despojo y la represión



POZOL COLECTIVO  
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. 16 de junio. El magisterio democrático estatal junto con sus compañer@s del nivel federal, tienen muy claro que la suya es una lucha “digna y necesaria”, contra la autodenominada “reforma educativa” a nivel federal, así como por sus demandas locales en defensa de la educación pública y de sus derechos laborales.

Esto lo demostraron la mañana de este sábado ante un desproporcionado operativo policiaco para evitar que se manifestaran al poniente de Tuxtla. Las y los educadores no se intimidaron, muy por el contrario de manera decidida llevaron a cabo su actividad de volanteo, recibiendo apoyo monetario y afectivo por parte de los automovilistas que salían e ingresaban de la capital chiapaneca.

Desde el pasado lunes 11 de junio, que el magisterio estatal inició el paro indefinido, las y los maestros disidentes continúan la historia iniciada en el año 2013, cuando después de décadas de dominio del sindicato oficialista (SNTE), comenzaron a organizarse desde las diversas regiones de la geografía chiapaneca, para defenderse de las políticas neoliberales de los gobiernos federal y estatal, mediante la autodenominada “reforma educativa”; logrando consolidar su organización en la Asamblea Estatal Democrática (AED – 40), siguiendo los 22 principios de la Coordinadora Nacional de la Trabajadores de la Educación (CNTE).

En el paro de cuatro meses de 2016, las y los educadores estatales refrendaron su compromiso en defensa de la educación en Chiapas y a nivel nacional, por las vías jurídicas, políticas y mediante el Proyecto Comunitario para la Escuela (PCE), propuesta paralela a los contenidos oficiales que busca un verdadero vínculo entre la escuela y la comunidad. Cinco años de organizarse pueden parecer pocos, pero para las y los docentes la AED ha significado un arduo trabajo día con día. “Se ha hecho camino al andar”, recuerdan las y los educadores de diferentes generaciones desde sus campamentos al oriente del centro de Tuxtla.

A casi una semana de huelga, y de estar manifestándose de manera permanente en la capital chiapaneca, las y los mentores en resistencia saben que la jornada de lucha no será fácil. “Nos vemos en la imperiosa necesidad de emprender esta jornada de lucha, en la modalidad de paro indefinido, hasta ser atendidas y resueltas todas nuestras demandas, que sabemos de antemano están al alcance de su ámbito de acción”, han expresado al ejecutivo estatal Velasco Coello, conocido en su sexenio por administras los diversos problemas de la entidad y no resolverlos.

Si el ejecutivo estatal continúa con lo que los maestros en paro califican como “cerrazón política”, al no atender sus demandas, solo estaría demostrando su desdén por la educación en Chiapas, lo cual queda demostrado al no dar atención inmediata a los daños causados en las escuelas por los sismos de septiembre pasado. Son evidentes las necesidades delas escuelas de todas las zonas y regiones de la geografía chiapaneca, pero al darle prioridad a la construcción de centros comerciales e impulsar la instalación de Zonas Económicas Especiales, Velasco demuestra que lo único que lo motivó a buscar el cargo estatal, es para asegurar su futuro económico, como históricamente lo han hecho los caciques y terratenientes en el estado.

Es contra esa historia de explotación, despojo y represión que representa el gobierno de Velasco Coello, que las y los educadores estatales están luchando. “No permitiremos que al magisterio y al pueblo de Chiapas, se les siga negando la atención a las demandas populares. ¡Jamás nos rendiremos ni aceptaremos la privatización de la educación pública! ¡No claudicaremos en la defensa de los derechos laborales y sociales de cientos de miles de maestros en el país!”, han afirmado las y los mentores integrantes de la en la Asamblea Estatal Trilateral (AET), conformada por la Asamblea Estatal Democrática (AED-40), Nivel de Educación Indígena (NEI), y el Consejo Central de Lucha (CCL-7); junto con maestr@s interinos, el Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad Intercultural de Chiapas, Telebachillerato Comunitario, estudiantes normalistas, padres de familia y organizaciones sociales solidarias.

ver más:
http://www.pozol.org/?p=16542